No te des por vencida

Una mujer educada tiene conocimiento, confidencia propia, y la información para ser una mejor madre cuando el tiempo llegue, una mejor empleada, y una mejor ciudadana. Puede que dudes de ti misma ahora, pero si continúas aprendiendo y educándote, mejorarás tu perspectiva propia. Te sorprenderás de ver cómo la educación te hace sentir en control de tu vida. Mientras más educación obtienes, más productiva serás en el trabajo y mejor será tu salario.  La mayoría de las personas descubren que la productividad, apreciación y remuneración trae satisfacción. Una educación tendrá efectos duraderos en la calidad de tu vida.

La educación también te ayudará a desarrollar tu habilidad de pensar crítica y lógicamente. Esto es importante para tener éxito en el clima económico y político de nuestro tiempo. Vale la pena mencionar que una mujer educada puede convertirse en un agente de cambio para otros mejorando así nuestra sociedad.

Descubrirás un profundo sentido de identidad y orgullo mientras progresas en tus estudios. No tengas miedo de aprovecharte de todas las oportunidades que la educación te ofrece y verás cuán ingeniosa eres cuando combinas tus talentos con tus estudios. Tus estudios te ayudarán a desarrollar la capacidad de apreciar la belleza de tu medio ambiente, aprender empatía, y entender a tu comunidad.

Cuando no te sientas motivada o cuando los obstáculos se amontonan en tu contra, descansa si deseas, pero no te rindas. No permitas que las desilusiones te destruyan. Luchar contra libros, tareas, tiempo y otros obstáculos te parecerá extraño al principio, pero verás que tu esfuerzo será recompensado.

Reflexion_T5E35

La inseguridad más prominente de una mujer

Hmmm… no hay nada mal en destacar la belleza femenina. Pero y ¿qué de enaltecer la belleza interior con la generosidad, servicio y liderazgo? Y desarrollar habilidades que te ayuden a ser mejor como: escuchar, tener empatía y manejar las finanzas. Te aseguro, que estas últimas estarán contigo a lo largo de tu vida.

La sociedad tiende a ligar el valor de una mujer a su apariencia física. Esta es la inseguridad más prominente y la que se manifiesta primero en la vida de una mujer y se presenta en su sexualidad, edad, peso, color de pelo, color de ojos, tamaño de sus senos y estatura. La mujer que solo escucha y mira los comerciales en la televisión y se aferra a las imágenes de las revistas, se va a comenzar a sentir deprimida. Esta exigencia, poco realista de parte de la sociedad, es una de las razones por la que las chicas corren un riesgo doble, comparado con los varones, a sentirse deprimidas.

Una chica tiende a internalizar con más conciencia los juicios de un cuerpo perfecto que los varones y esto contribuye al surgimiento de la depresión juvenil. Por lo que no debemos permitir que los demás nos definan por nuestra atracción o comportamiento sexual. Oblíguemoslo mejor a vernos como un ser, un humano con características que deben ser apreciadas. Esto no quiere decir que no debemos de cuidarno, pero hay personas en este mundo con estándares que son imposibles de alcanzar. Es mejor comenzarse a querer de adentro para afuera, no de afuera hacia adentro.

Vi un dicho circulando por Facebook que decía: “yo creo en monstruos. Los monstruos son las calorías en las comidas. Los monstruos son el tamaño de mis pantalones. Los monstruos son el odio propio. Los monstruos son mi excesiva insistencia de juzgarme por todo.” Disipa esos monstruos y comienza a vivir una vida libre de ellos desarrollando, primero, tu belleza interior.

QGMG_Reflections_Season7_Ep34

Las Intenciones del Halagador

La Doctora Alicia La Hoz nos aconseja sabiamente, “¿A qué mujer no le gusta recibir halagos? Es agradable ser admirados. Solo no te dejes manipular por las palabras bonitas. Discierne bien la intención de los muchachos.”

El cerebro es susceptible a los complementos y unos investigadores de Japón han descubierto el porqué. Según sus conclusiones, ¡los halagos activan la misma región del cerebro, el striatum, que activa el dinero en efectivo! Así fue como el libertino Don Juan del poema español conquistó a tantas mujeres de todas las edades y espectros económicos. Mucho antes de que los investigadores japoneses hayan descubierto el poder de los halagos, los chicos y los don juanes de este mundo parecen haberlo sabido innatamente porque esta es su arma secreta para conquistar a las chicas ingenuas. Piensa, ¿Cuál es la primera conversación del Casanova? Seguramente comienza con, ¡Qué tan maravillosa eres!

No hay que rechazar ni al halago ni al que halaga, pero sí hay que aprender a examinar las intenciones y el carácter del halagador. El que sabe discernir entre el halago y el halagador se puede salvar de una vida de tragedias. El halagador con una intención siniestra o maliciosa tiene un propósito ulterior; uno de recibir algo a cambio. Mejor es tener cuidado de no ser como las mujeres que cayeron por Don Juan, quienes después de darle lo que él quería terminaban destruidas emocional y espiritualmente.

Será por eso que el salmista exclama: ¡Corte el Señor todo labio lisonjero, la lengua que habla grandezas! Esa es mi oración por ti, que nunca permitas que labios mentirosos te engañen y te atrapen. ¡Ingéniatelas, se sabía, busca ser astuta, no te dejes engañar; no permitas que labios lisonjeros te confundan!

blog_s6e13

La Sociedad y la Mujer

La sociedad tiende a ligar el valor de una mujer a su apariencia física. Esta es la inseguridad más prominente y la que se manifiesta primero en la vida de una mujer y se presenta en su sexualidad, edad, peso, color de pelo, color de ojos, tamaño de sus senos, y estatura. Si escuchas y miras los comerciales en la televisión y te aferras a las imágenes de las revistas, te vas a comenzar a sentir deprimida. Esta exigencia poco realista de parte de la sociedad es una de las razones por la que las chicas corren un riesgo doble, comparado con los varones, a sentirse deprimidas. Una chica tiende a internalizar con más consciencia los juicios de un cuerpo perfecto que los varones y esto contribuye al surgimiento de la depresión juvenil. Por lo que no debes permitir que los demás te definan por tu atracción o comportamiento sexual. Oblígalos mejor a verte como un ser, un humano con características que deben ser apreciadas. Si no te sientes bien con tu cuerpo o comienzas a sentir ansiedad o vergüenza, entonces, comienza a desintoxicarte de la opinión de extraños. Sabrás que ellos han penetrado tu mente cuando comienzas a comprar sus mentiras y mercancía barata. Es mejor que te entregues a tus intereses y aprendas a hacer bien algo que te guste. Esto no quiere decir que no debes de cuidarte, pero hay personas en este mundo con estándares que son imposibles de alcanzar. Es mejor comenzar a quererse de adentro para afuera, no de afuera para adentro.

Madres, hagamos todo el esfuerzo necesario de evitar con nuestros comentarios que la identidad de nuestras hijas gire alrededor de su apariencia física. En vez de criar hijas consumidas con su “look”, hagamos la determinación de criar a hijas con propósito.blog_s6e1