Estableciendo Metas

“Felipe tiene un plan fijo para su vida el cual le ayuda a seguir un orden de prioridades. Si los jóvenes fijan un plan al igual que Felipe tendrán mayor salud, bienestar familiar y estabilidad financiera. Apoyemos a nuestros hijos a buscar un rumbo y propósito para su vida.”

Lo que un padre no desea es que sus hijos, a pesar de tener gran potencial de éxito, se queden “atascados” en el limbo de la adolescencia cuando se gradúen de la escuela superior. Por eso, desde pequeños es bueno enseñarles cómo las metas les pueden ayudar a moverse hacia adelante.   Podemos enseñar a nuestros hijos a establecer metas que los ayuden a enfocarse en su futuro siendo nosotros mismos ejemplos de personas que tienen y siguen sus metas. Motivar a tu hijo no significa que vas a fastidiar, persuadir, empujar, rogar, gritar o pelear para que haga lo correcto. Esto solo causa resistencia. Enséñale mejor a motivarse a sí mismo siendo tú una persona inspiradora.

Desde pequeña yo sabía que quería ir a la Universidad, graduarme con honores, enseñar por varios años, comenzar a escribir e implementar currículo y entrenar a otros a invertir sus vidas en el futuro.  Mi madre siempre ha sido mi más grande alentadora y seguidora. Ella me enseñó que las metas nos dan límites mentales y la motivación necesaria para continuar el camino trazado, aunque el camino se ponga cuesta arriba. Esta perseverancia es lo que da paso al éxito. Así que tú también apoya a tus hijos a buscar rumbo y propósito para su vida ayudándolos a delinear lo que ellos desean hacer con su futuro y animándolos a moverse en la dirección correcta, dándoles siempre un buen ejemplo.

Las palabras de Dios a Judá por medio del profeta Jeremías son especialmente aptas para esta ocasión: “Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes- afirma el Señor- planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza” (Jeremías 29:11). Este versículo no es una fórmula de prosperidad personal para que alcancemos nuestras metas egoístas. Es una declaración de parte del Dios Todopoderoso de que fuimos creados para Su gloria y que él dirigirá nuestros pasos para que Su voluntad sea hecha en nuestras vidas. Diga estas palabras a sus hijos y recuérdeles desde pequeños que él tiene una esperanza y un futuro para ellos.

 

Aprende a establecer metas.

“Algunas relaciones amorosas de la juventud permanecen. Mientras su personalidad madura y tienen más experiencias en la vida, lo que es más importante para usted se clarifica. Toma decisiones basadas en tus metas y no resbales por la pasión pasajera.”

Aprende a establecer metas. Las metas ponen tu mirada en el futuro y te mantienen caminando hacia adelante. Cuando una persona no tiene metas comienza a sentirse atascada. Sentirse atascada es como empujar peñascos que no pueden ser movidos y esto trae frustración. Las metas te ayudan a aceptar las cosas que no puedes cambiar y a maniobrar cuando te sientes como un tronco atorado en el rio. Las metas te ayudarán a ganar tu enfoque mientras las aguas caudalosas del río vienen como avalancha en contra tuya. Las metas no son para competir con amigos o actuar de forma pedante; son solo para mantenerte enfocada. Son como tu canoa privada en el río. Algunas veces, para alcanzar tus metas vas a querer remar rápido en tu canoa, pero otras veces querrás ir despacio y otras veces, simplemente, dejarás que las corrientes te lleven río abajo. Habrá ocasiones en las que tendrás que desviarte para seguir el camino de un arroyo que te lleva a un manantial. Descansa ahí. Pero cuando estés lista para emprender el camino regrésate al río para seguir tus metas.

Cuando la Palabra de Dios habla de metas, usualmente, está haciendo referencia a la meta más importante de todas, “ser como Cristo.” Mientras perseguimos nuestras metas, es importante que busquemos, constantemente, ser transformados mediante la renovación de nuestra mente, para comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta (Romanos 12:1). No es la intención de Dios que una persona se mantenga estancada. Él desea que olvidemos lo que queda atrás y nos extendamos a lo que está adelante prosiguiendo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús (Filipenses 3:12-15).

(Si deseas leer más la importancia de establecer metas ordena el panfleto diseminado por Lazos de Familia: Entre Nosotras).

Se Vale Soñar

Mi padre fue un hombre de visión. Durante mi niñez ni un solo día pasaba sin que nos sentáramos juntos a hablar sobre nuestra visión y planes para el futuro. Él se deleitaba no solo escuchando nuestras aspiraciones y contándonos las suyas pero también proveyendo los recursos necesarios para que lográramos nuestros sueños. A mi hermana mayor la puso en clases de música porque su deseo era convertirse en una compositora y artista; a mi otra hermana le daba el lugar prominente, dejándola sentarse junto a él durante eventos importantes porque ella tenía aspiraciones de liderato y así a cada uno desde la mayor hasta la menor nos inspiraba a tener una visión y a perseguirla con creatividad y perseverancia.

Es por eso que una de nuestras metas en Lazos de Familia es ayudar a los estudiantes a desarrollar aspiraciones personales y familiares. Nuestro deseo es que todo estudiante desarrolle la habilidad de mirar más allá de sus circunstancias actuales y ponga su vista en el futuro.  Sabemos (por experiencia propia) que una persona que tiene la habilidad de imaginar y soñar su futuro puede alcanzar sus metas académicas, relacionales, y profesionales. Tu visión debe brotar de tus sueños y deseos y de lo que buscas cosechar de la vida.

Algunas veces pasamos la vida entera poniendo pedazos de un rompe cabeza con piezas que no caben correctamente. Las personas que han creado una visión para sus vidas saben bien a donde poner las piezas porque ya han visto la imagen final aunque no haya sido por medio de la vista ordinaria.

Cuando no forjamos nuestra propia visión estamos permitiendo que otros dirijan el curso de nuestras vidas. Deja que tu visión genere energía y entusiasmo para tu futuro y no permitas que los contratiempos de ahoguen, te desanimen, o te desilusionen. Aférrate a tus metas. No dejes de soñar. Recuerda las palabras de Dios a Judá que son especialmente aptas para esta ocasión: “Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes- afirma el Señor- planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza” (Jeremías 29:11).  Mira hacia adelante positivamente y no te amedrentes de los pasos que tienes que tomar para hacer tus sueños una realidad.

Reflexion_T5E34

Metas = Futuro

Dejar el futuro a la suerte no es una estrategia. Tengo un cuñado que vive a la orilla del rio de Jarabacoa en la Republica Dominicana y cuando los niños quieren ir a nadar en el rio, él le amarra una soga alrededor de la cintura. El rio parece calmado pero es muy impredecible. Él ha tenido que halar esa soga en más de una ocasión. La vida es como un rio y nuestras metas son esa soga que nos mantendrá en el sendero correcto en caso de un desastre o cuando se nos hace difícil pasar. Cruzar el rio sin ayuda de un salvavidas o una soga no es buena idea; como tampoco es una buena idea proceder sin metas.

Sin metas no existe la garantía de que vas a llegar hacia donde te diriges.

Imagínate una escalera con diez escalones enumerados comenzando desde abajo con el cero hasta llegar al paso número diez  el más alto. La cima de la escalera representa la mejor vida que uno puede tener y el paso más bajo representa la peor.

Esta escalera se llama la Escalera de Cantril y se ha convertido en un instrumento muy útil diseñado por un psicólogo pionero en el área de la opinión pública y las encuestas. Los científicos sociales y encuestadores han estado utilizando este instrumento por los últimos 45 años para determinar y medir las expectativas de una persona.

Permíteme usarla contigo cuando te pido que pienses en tus metas.

¿En qué escalón estás en cuanto a tus metas educativas? ¿Estás al principio en el primer escalón (comenzando) o ya vas adelantado por el séptimo escalón? ¿Y tus metas relacionales? Si  me fueras a dar una lista de tus metas, ¿podrías poner cada una en un escalón?

Piensa en cada área de tu vida y determina donde estas hoy y hacia donde te diriges. ¿Y en cinco años en que escalón piensa que vas a estar?

Te estoy dando este instrumento y esta actividad para que tomes tiempo y comiences a pensar seriamente en tu futuro ya que aprender a establecer metas es importante. Las metas ponen tu mirada en el futuro (en el escalón #10) y te mantienen caminando hacia adelante, subiendo aunque sea poco a poco.

Reflexion_S5E31

Las Metas Personales

Las metas personales son importantes y si tienes novio, sus metas no deben contradecir las tuyas.  Debes sentir alarma si las metas de tu novio chocan con las tuyas. Este no puede pedirte que no vayas a la Universidad porque tiene otros planes. Él no puede pedirte que tengan hijos si tienes planes para un internado. Las decisiones grandes de la vida deben ser discutidas y cuando los dos estén listos, tomen juntos el primer paso. Puede que esto no te parezca importante el día de hoy, pero se convertirá en un peñasco. La gente con sueños no cumplidos muestran síntomas de depresión durante algún punto de su vida. Así que afiánzate a tus metas y no abandones tus sueños.