Vive a gusto contigo mismo

Es cierto que a veces resulta ser muy beneficioso para una persona mudarse y cambiar su medio ambiente para mejorar su situación y su futuro, especialmente si tiene personas a su alrededor que resultan ser una mala influencia. Pero aunque logres cambiar de ambiente debes recordar que no puedes, no importa cuanto lo intentes, correr de ti mismo. Ten en cuenta que una persona no deja de ser quien es solo porque está en un ambiente diferente. La persona que no enfrenta sus debilidades y problemas entra en un círculo vicioso de auto destrucción. Tanto el que puede reubicarse como el que no, debe cerrar los ojos y mirarse por dentro para así poder evaluarse en vez de culpar al mundo por lo que le está pasando.

Aprende a sentir y a vivir al igual que la niña Riley en la película de Pixar, Inside Out (Del Revés).  En la película, las emociones, especialmente Alegría y Tristeza, de la niña llamada Riley tienen que aprender a trabajar juntas para ayudarla a salir adelante tras la reubicación de sus padres a una ciudad diferente. Al igual que Riley, nosotros también tenemos un cuartel general dentro de nuestras cabezas desde donde nuestras emociones dirigen nuestros comportamientos. Cada emoción tiene su asignación especial y cada una es esencial para nuestro bienestar, incluyendo las emociones que catalogamos como negativas.

Así que enfrenta tus miedos, tus alegrías, tus tristezas, tus enojos, y toda la gama de tus emociones y si puedes sentirlas y manejarlas y seguir relacionándote con el mundo podrás vivir en cualquier parte del mundo pues habrás logrado  hacer lo que a muchos les parece imposible, vivir a gusto en tu propia piel.

Reflexion_S5E25

Desahógate con tu mejor amigo

Tengo una prima que venía a verme una o dos veces a la semana cuando sus niños estaban pequeñitos solamente para desahogarse. Hablábamos de los retos que enfrentábamos en esa época de nuestras vidas. Estas horas de conexión y conversación daban a nuestras vidas una perspectiva más clara, pensamientos mucho más positivos, y una actitud valiente para enfrentar el futuro.

Es que se aligera nuestro peso cuando nos desahogamos con alguien de confianza.  Se ha descubierto que no es bueno para la salud personal contener las emociones negativas. Todos debemos tener a alguien con quien podamos compartir el área más oscura de nuestra personalidad. Este desahogo no solo nos libera de tensiones y estrés acumulado pero también fortalece nuestras amistades ya que según los expertos compartir emociones fortalece la relación entre dos personas. Cuando una persona se hace presente esta da una fuerza invisible al amigo cuando este más lo necesita. Esa presencia y disposición del amigo que escucha es una inversión de tiempo que da como resultado salud mental y emocional para los dos envueltos.

Vale la pena advertir que este tipo de desahogo solo es bueno tanto como lleve a una acción o resolución. Ya que si se convierte en una acción constante de quejumbres entonces puede dañar la relación. Con un poco de práctica podemos aprender a depender del apoyo de nuestros amigos más allegados pero sin convertirnos en personas que necesitan reconfirmación constante o que viven para quejarse de cualquier cosa.

No asumas cuando escuches la palabra conexión que estamos hablando de  celulares, aparatos electrónicos, y conexión inalámbrica.  Aunque estos hacen muchas cosas posibles, es importante entender que es la conexión personal y no la comunicación social masiva lo que tanto anhelamos y tanto nos beneficia como seres humanos. Desahógate con tu mejor amigo y busca establecer conexión con alguien especial.

Reflexion_S5E9