Me Debe Importar lo que Mis Padres Piensan de mi Novio/a

¿Te imaginas si te sientas con tus padres un día y les preguntas, sinceramente, si están de acuerdo con tu relación romántica? ¿Si les cae bien o no tu novio/a?  ¿Y le das seguimiento a la pregunta, con un por qué o por qué no?  ¿Y lo haces determinado a que no importa lo que te digan, no vas a tomar las cosas a pecho o te vas a poner a la defensiva? ¿Y te prometes a ti mismo aceptar sus respuestas con respeto y, por lo menos, considerar sus opiniones?

Cuando nuestros padres no están de acuerdo con nuestra relación, de inmediato pensamos que son ignorantes o estúpidos o anticuados. Pero el hecho de que no estés de acuerdo con tus padres no significa que ellos sean ignorantes. Si bien es cierto que nuestros padres no son perfectos, tienen muchos años de experiencia y vivencias que nosotros no tenemos. Debido a que tienen la ventaja de lo que es la perspectiva puede que estén viendo algo que tú no ves. Los padres, aunque a veces son sobre protectores, muchas veces tienen razones válidas al preocuparse cuando nos ven formar parte de una relación con el potencial de tener consecuencias negativas.

Es cierto que los padres, a veces, tienen expectativas muy altas, pero si somos honestos podemos, al menos, admitir que nosotros a veces tenemos expectativas muy bajas. Aun así, la mayoría de los padres solo desean que sus hijos estén con alguien que los trate con respeto y que trate con responsabilidad sus tareas diarias.

Honrar a los padres puede ser una bendición para la relación. Los que ya no somos niños tenemos la tendencia de ignorar, tolerar, criticar y resistir a nuestros padres por lo que la actitud positiva de sentarse con ellos en busca de una conversación honesta sobre nuestras decisiones románticas puede traer ligereza a tu espíritu y alivio en momentos de estrés cuando más lo necesitas.

Si consideras a tus padres ser personas equilibradas y racionales, trátalo y cuéntanos tu experiencia.

Refelxion22

El amor piensa.

“Una estrategia inteligente de amar toma su tiempo. Primero existe la atracción con límites de intimidad; luego viene la etapa de conocerse mejor y tomar decisiones. Aproveche la oportunidad ahora de hablar a sus hijos sobre estas etapas.”

Al principio en una relación entre adolescentes, uno de los dos va a ser presionado por el otro para progresar rápidamente en la relación y hasta iniciar una intimidad sexual sin primero pensar.  Es bueno hablar con nuestros hijos aun cuando todavía no han iniciado la adolescencia y explicarles la importancia de la progresión saludable y natural en una relación. Debemos también enfatizar que el amor piensa.  

Las relaciones de adolescentes muchas veces van motivadas por percepciones irrealistas, hormonas y necesidades personales. A ninguna de estas tres cosas le gusta armonizar con el cerebro. Sin embargo, cuando las motivaciones no van acompañadas de un poco de cordura y materia gris, terminan desilusionando y confundiendo. Enseña a tu hijo que las mejores relaciones se desarrollan con el tiempo porque es el tiempo lo que permite que dos individuos se conozcan en diferentes dimensiones y situaciones. La mayoría de los atributos negativos de una persona no se hacen evidentes hasta después de 9 o 10 meses de comenzar a conocerse. Mientras mejor se conocen, mejor posibilidad tiene la relación de perdurar.

Para no terminar lamentando una decisión inmadura, enseña a tus hijos a delinear límites claros que separen sus comportamientos y sus emociones.

De por sí somos sordos y ciegos. No podemos ver, y a veces, simplemente, nos rehusamos a ver lo que está en nuestras narices. San Pablo dijo: “teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente” (Efesios 4:18). Es solamente el poder transformador del evangelio que puede abrir nuestros ojos y activar nuestro cerebro a pensar con claridad. No se canse de orar para que Dios transforme su mente y la de sus hijos y abra los ojos de su entendimiento en todas las áreas de su vida (Efesios 1:18).

Nuestra tendencia es la de ser seres adictivos.

“Si sus pensamientos y sentimientos por alguien le consumen, y dicha obsesión le motiva a tomar decisiones inmaduras, deténgase. Es posible que la química y el sentimiento le hagan deslizar en apegos románticos antes de que sepa que no es sabio.”

Para los jóvenes es fácil desarrollar una obsesión que luego les hace tomar decisiones inmaduras que terminan lamentando. Parte de la razón por la cual debemos observarlos cuidadosamente y ayudarlos cuando toman sus decisiones es porque la parte del cerebro de una persona que mide las consecuencias del comportamiento no está completamente desarrollada hasta después de haber cumplido los 25 años. Una chica, por ejemplo, que se envuelve en actividades sexuales produce una hormona que la une a la persona con la que está envuelta de forma emocional. Así que, lo que comenzó casualmente y sin compromiso, terminará causando heridas profundas y permanentes. Debido a esta hormona si su novio es abusivo o ha mostrado atributos negativos en su personalidad, a la chica se le hará difícil dejarlo. No porque le falte fuerza de voluntad, pero porque querer a un patán se ha convertido en un problema fisiológico, debido a que esta hormona los ha unido químicamente.

Si nota que su hijo o hija está obsesionado/a, mantén las vías de la comunicación abierta. Este no es el momento para desconectarse de su hijo. Escúchelo y aconséjelo impartiendo su sabiduría cada vez que tenga la oportunidad sin causar peleas que los desconecten.

La vida del creyente es una de sacrificio personal que requiere que este “muera al yo” (Gálatas 5:24). Nuestra tendencia es la de ser seres adictivos. Tenemos una necesidad fuerte y dañina de tener o hacer algo regularmente que nos causa daño o lo va a causar en el futuro. Esta adicción se manifiesta en forma de capricho y es, raramente, saludable. Si hablamos regularmente a nuestros hijos de las cosas que causan dependencia en nuestras vidas, le ayudaremos a poner a muerte esta parte egoísta y obstinada que desea algo de forma excesiva, aunque esto signifique la destrucción propia. La verdadera libertad no está en buscar hacer lo que uno quiere, sino lo que es beneficioso.

Adviértales a sus hijos del peligro de las emociones y hormonas.

“Cuando un joven se encapricha, las químicas soltadas por el cerebro producen energía, euforia y felicidad. Adviértales a sus hijos del peligro de las emociones y hormonas, las cuales pueden confundir y anímelos a amar no solo con el corazón, pero con su mente también.” La parte del cerebro de una persona que mide las consecuencias de su comportamiento no está completamente desarrollada hasta después de haber cumplido los 25 años.

Por eso un joven debe abstenerse de relaciones sexuales, especialmente, temprano en la relación ya que estas producen una hormona que lo unen a la persona con la que está envuelto emocionalmente.  Esta hormona, junto a la falta del desarrollo completo del cerebro, forman una combinación peligrosa. Este químico crea un comportamiento adictivo. Es el tipo de químico que mantiene a una persona adicta a la heroína o la cocaína por lo que los dos adolescentes envueltos dejan de considerar el riesgo que corren de adquirir enfermedades transmitidas sexualmente, embarazos no deseados o el peligro de una relación abusiva.

Cuando enseñamos a nuestros hijos a amar con la mente, no solo con el corazón los estamos ayudando en este periodo en el cual su cerebro necesita ser guiado.  La Biblia dice que, “Engañoso es el corazón más que todas las cosas y perverso ¿Quién lo conocerá?” Jeremías 17:9. Dios no desea que nuestras emociones lleven las riendas de nuestras vidas por una razón en particular: Nuestro corazón es engañoso. Todos tenemos un corazón engañoso que juega trucos con nuestros pensamientos. Por eso Dios nos ha dado su palabra para que midamos nuestros deseos con sus mandamientos. Si nuestros deseos van en contra de los mandamientos de Dios, entonces, la decisión se hace difícil. Nuestro deseo es ir por un camino, pero el de Dios es que vayamos por otro.  El Espíritu Santo nos ayuda a obedecer a Dios y morir al yo.

El Espíritu Santo actúa en nosotros de la forma opuesta a nuestro corazón. Mientras que el corazón es engañoso, el Espíritu Santo es verdadero (Juan 14:17). Él es nuestro consejero, consolador, el maestro que nos enseña todas las cosas y nos recuerda lo que Dios ha dicho en su palabra.

No tenemos que depender de nuestra condición natural de humanos. Pues mejor es dejarse guiar por el Espíritu Santo. La Biblia dice que hemos sido sellados con el Espíritu Santo de la Promesa. Esto quiere decir que él está a nuestro lado a todo tiempo para guiar nuestros pasos y traernos la convicción que necesitamos.  El Espíritu Santo nos guía hacia toda verdad y agiliza en nosotros su Palabra. Pero también nos ayuda en nuestras debilidades (Romanos 8). Así que no dejes que tu corazón lleve las riendas de tu vida. Mejor dáselas a quien puede guiarte sin engaño.

El celo: Enemigo de la relación

El celo es el deseo de proteger lo que tenemos o lo que asumimos falsamente que es nuestro y que tememos vamos a perder. El problema con el celo es que es una emoción basada en miedo y nos pone paranoicos. Esto no quiere decir que no existan ocasiones en la que el celo no nos haya servido para salvar una relación. El celo es la hermana gemela del amor; es la guarda de la relación. Si se utiliza de forma saludable debe ser la chispa que nos motiva a reaccionar cuando vemos que nuestra relación está en peligro. Esta emoción tiene su lugar en nuestras  vidas pero es importante que como a las demás emociones le pongamos freno y no le demos rienda suelta. La persona emocionalmente inmadura no sabe manejar este componente del amor permitiendo que se convierta en el monstruo verde que destruye la felicidad entre dos personas.

El celo puede convertirse en ira cuando pensamos que vamos a perder algo que consideramos esencial para nuestro bienestar. La ironía de los deseos oscuros como son la envidia y el celo es que en vez de proteger en realidad terminan destruyendo lo que tanto deseamos.

El celoso siente miedo de ser re-emplazado. Para el abusador o el psicópata el celo es muchas veces imaginado. Esta persona entonces trata de controlar lo que imagina y hace lo posible para limitar el contacto social, los lugares que frecuenta, y el estado emocional de la otra persona.  En su núcleo entonces el celo irracional es un intento de controlar al otro. Por lo cual cuando existe violencia en una relación la razón no es el celo en si sino el deseo de control. Esta dinámica fuerte de control desestabiliza la relación.

Es importante que una mujer entienda que este tipo de control no es una forma legítima de expresar este sentimiento. Desde el principio aprende el papel del celo y no permitas que el otro tome control de tu vida. Aprende a establecer límites y a separar lo racional de lo irracional. Busca ayuda profesional si te encuentras en una situación precaria.

Reflexion_S5E21

Restaura la confianza perdida

¿Recuerdas el cuento del pastorcillo que grito “lobo” “lobo” tantas veces que al final los campesinos no vinieron a rescatarlo? A si mismo al ir tras el engaño y la venganza terminamos perdiendo la confianza de nuestros seres queridos.

El que desea desarrollar relaciones fuertes que perduran tiene que tener una cualidad esencial y esta es ser DIGNO DE CONFIANZA. Este es el fundamento de la integridad. El que tiene un familiar o un conyugue que no es digno de confianza no tiene seguridad emocional o tranquilidad. Cuando una persona nos traiciona nos sentimos rechazados. Lo cual trae dolor y ansiedad y la inhabilidad para algunos de poder confiar de nuevo. Sin confianza no podemos apegarnos, entregarnos, o tomar riesgos.  Cuando la confianza es quebrantada existe traición y la traición trae a nuestras vidas ansiedad, inseguridad y dolor.  Infidelidad en el matrimonio no es la única forma de traición. Familiares y amigos pueden también traicionarnos.

Para restaurar la confianza perdida se necesita construir la relación de nuevo peldaño a peldaño. Reconstruyéndola con promesas no quebradas, con votos, con compromiso, con fidelidad; un trabajo arduo que requiere determinación. La familia de Mel y todos los que como ellos han sido víctimas de la maldad de alguien deben primero buscar sanidad personal antes de tratar de reparar la relación. Pero al final todos debemos perdonar para no llenar nuestro corazón de resentimientos que amargan el alma. El que perdona no está justificando la traición sino que está tomando control de su salud emocional.

Disfruten cada temporada

Las temporadas no son solo relacionadas a la división del año y la intensidad con la cual la luz del sol llega a la superficie de la tierra. Al igual que hay otoño,  invierno,  primavera y  verano, también existen temporadas en nuestras vidas. Una pareja joven casi siempre va a encontrar contratiempos financieros al principio de sus vidas juntos, especialmente cuando tienen niños. Pero son estas dificultades las que fortalecen a una pareja y las hacen interdependiente el uno del otro estableciendo su matrimonio. Como pareja deben recordar que hay tiempo para todo y de la misma forma en la cual el invierno da entrada a la primavera también esos días difíciles de pañales y falta de sueño quedaran en el pasado dando cabida a días de más estabilidad.

El autor Gary Thomas en su libro Matrimonio Sagrado, introduce el concepto de la historia sagrada de una pareja. En su exposición, el autor nos insta a que miremos los resultados de muchos estudios que sugieren que a una pareja le toma de 9 a 14 años crear su identidad por lo que se debe perseverar. La historia sagrada de una pareja incluye las temporadas financieras que viven a través de los años. En vez de convertirnos en derrotistas y romper la historia sagrada cuando estamos en aprieto o pelear constantemente es mucho más beneficioso trabajar juntos para crear una estrategia que los puedan ayudar el resto de sus vidas. Es durante estos momentos de aprieto que la pareja debe comenzar a trabajar con un presupuesto con el cual los dos puedan vivir. A mi esposo le gusta ahorrar; a  mí me gusta gastar Y hemos estado viviendo en harmonía por 25 años con pocos contratiempos porque desde el principio de nuestra relación decidimos vivir bajo el rigor de un presupuesto. Diciendo a su dinero a donde ir en vez de preguntarse a donde se fue les ayudara a mantener la paz en su hogar.

Disfruten cada temporada de su vida juntos. Todas las etapas incluyendo  las más difíciles como cuando hay niños pequeños y poco dinero forman parte de su unión y de su historia.  Un matrimonio construido en un fundamento fuerte sobrevivirá. El matrimonio se fortalece porque conquistaron el problema juntos y su capacidad de amar se extendió.

Ama incondicionalmente

La felicidad siempre va a acompañada del amor ya que la felicidad se puede resumir como el amor y la exuberancia hacia la vida. Es por ello que una persona que ha encontrado felicidad por vía del amor y no de posesiones materiales, fama o poder, es una persona que puede traer felicidad a otros. No existe mayor satisfacción para una madre que dejar a sus hijos a cargo de una niñera feliz y satisfecha con la vida. Porque ella sabe que tanto como los niños estén en la presencia de una persona que es intrínsecamente feliz puede llover todo el día y el paseo al parque puede ser cancelado, pero aun así los niños van a disfrutar cada momento. Pero si los dejas con una persona agria, antipática o desapacible, su sexto sentido de madre le deja un desasosiego durante el día porque sabe en los recesos más íntimos de su corazón que al final el amor es felicidad. La persona que rechaza el amor incondicional, nunca encuentra  felicidad no importa cuánto la persiga.

El filósofo chino dijo sabiamente, “La persona que ama al mundo como si fuera su propio cuerpo, puede ser encomendada con un imperio.” La felicidad entonces requiere gratitud e interdependencia. Por lo que debemos tener en cuenta que ni las riquezas ni ninguna otra fuerza externa pueden traernos felicidad, las relaciones saludables y nuestro amor por la vida, sí. Me gustan las palabras que le dijo el Confesor a Aiden en el libro Byzantium antes de que emprendiera su viaje a la gran ciudad, “A menos que el peregrino no lleve consigo lo que busca, nunca lo encontrara cuando llegue.” Por lo que debemos recordar cuando emprendemos una relación que la semilla de felicidad debe estar germinando en nosotros  desde antes en vez de pretender que el otro traiga consigo la poción que nos va a ser feliz a nosotros.

Así que comienza a amar incondicionalmente, a vivir con abandono, a disfrutar los momentos más insignificantes, a expresar tu gratitud y abrazar la vida y veras como la tan elusiva felicidad hará su entrada radiante como lo hace el sol cada mañana.

Reflexion_S5E12

Amar y ser amado es un regalo

Amar y ser amado es un regalo. En el 2012 el censo descubrió que en América hay 7.8 millones de pareja que están viviendo en unión libre. Estas son casi ocho millones de parejas en cuyos hogares no existe confianza absoluta ya que la inseguridad plaga sus relaciones.

¿Para qué convivir si el matrimonio es una de los regalos más sublimes que Dios ha dado a los humanos en esta tierra? El que aprende a ver el matrimonio como algo que va más allá  de un arreglo sociológico encuentra que este  es la agencia divina que hemos recibido para expresar el amor y la confianza en toda su gloria.

Es por eso que el Papa Francis cuando fue elegido pontífice oficio matrimonio  a 20 parejas italianas en el Vaticano. Entre ellas había varias con hijos en las que la novia y el novio estaban cohabitando. El papa dijo que “el matrimonio es vida, vida genuina. No es ficción.” El papa y muchos otros líderes religiosos entienden que el éxito de toda buena sociedad va guardado en las alas del matrimonio y este es un mensaje que nunca debemos dejar de pronunciar seamos religiosos o no. Mike Mason en su libro El Misterio del Matrimonio define el matrimonio como “la contemplación del amor de Dios por medio de otro ser humano.” El que se casa puede decir que ha fijado su mirada directamente en los ojos del amor y percibido su calor. Pues este solo se puede sentir cuando se está dispuesto a lanzarse a una aventura donde permanecerán juntos para bien o para mal aun cuando no tengan nada en común entre los dos. Los votos matrimoniales son suficiente para ayudarnos a llevar las cargas de la vida. Estos dan la fuerza necesaria para enfrentar los eventos más felices e infelices de la vida con toda valentía.

Mejor comience con los dos pies dentro de la relación y funde su romance bajo el cimiento de la confianza. Esto traerá vida no solo a la pareja sino también a los hijos que entre los dos comparten.

Reflexion_S5E11.png

El abuso doméstico

El abuso doméstico ocurre cuando una persona en una relación íntima o un matrimonio trata de dominar o controlar a la otra. El abuso doméstico muy a menudo va escalando comenzando con amenazas, graduándose a insultos hasta llegar a la violencia. El abuso no siempre es físico pero siempre deja una herida emocional y psicológica muy difícil de sanar. Una relación abusiva puede destruir tu dignidad, crear ansiedad, depresión y llevarte al aislamiento.

La señal más prominente de una relación abusiva es el miedo. El que camina alrededor de su pareja con mucho temor, con miedo de lo que dice o hace para no causar un episodio de violencia debe comenzar a evaluar si está o no en una relación abusiva.

El ciclo de violencia comienza con una acción explosiva donde la pareja degrada o abusa físicamente a la víctima. Pasado el episodio la pareja se siente culpable no por lo que hizo sino porque teme ser descubierto por una tercera persona. El abusador comienza entonces a hacer excusas por lo que hizo, usualmente culpando a la víctima por lo sucedido. Luego el abusador comienza a actuar de forma natural como que nada ha sucedido tratando desesperadamente de volver a ganar control de la víctima comenzando un periodo de luna de miel pacifica dando la impresión de que ha cambiado. En la próxima etapa el abusador comienza a planear y a imaginar su próximo episodio de abuso. En esta etapa él  está observando a su víctima para ver lo que ha hecho mal y como se las va a pagar. En esta última etapa el abusador comienza a poner su plan en moción, creando una situación en la que pueda volver a abusar. Por ejemplo, le pide a su pareja que vaya a la tienda a hacer la compra pero no le dice que tiene que llegar a cierta hora. Si ella llega unos minutos tarde porque hubo tráfico, el abuso ocurre porque obviamente ella tiene algo que esconder.  Cuando el abuso ocurre el ciclo comienza de nuevo.

Recuerda que el abusador sabe controlar y manipular muy bien a su víctima. Ofrece tu apoyo sin reservas y ayuda a la persona abusada a encontrar su voz y la valentía necesaria para escapar su situación.

Reflexion_S5E6

Cuando te encuentras frente a una encrucijada

El dicho del psicólogo Jean Paul Sartre, “las personas están condenadas a ser libres” de repente comienza a tener sentido cuando nos vemos obligados a tomar decisiones que nos hacen sentir divididos. Columbo necesita un buen trabajo, pero él también ama a Jenny y sabe que los conflictos entre ella y su suegra resultan ser insoportables.

No todas las decisiones pueden ser tomadas por medio de un proceso de categorización en el cual uno ejerce una formula mental para llegar al resultado correcto. Las decisiones difíciles son, usualmente, un proceso emocional que termina haciéndonos sentir paralizados. Las emociones, nos guste o no, juegan un gran papel en nuestra habilidad de escoger entre dos encrucijadas y, muchas veces, el instinto es una mejor guía que la comparación interminable entre dos opciones de igual peso.

Lo importante es tomar una decisión y no pasar una vida entera en incertidumbre. Una vez esa decisión es tomada, no pierdas tiempo deseando haber escogido la otra opción. La vida no es simple por lo que uno nunca va a sentirse libre de sentimientos de culpa cuando se toman decisiones como estas. Pero el que después de haber decidido hacer algo comienza a perder tiempo deseando regresar al momento de la encrucijada para escoger diferente, está malgastando su tiempo, su vida, sus emociones y sus recursos.

¿Y tú? ¿Cuál es tu encrucijada? ¿Entre qué dos cosas te sientes obligado a escoger en este momento de tu vida? Toma una decisión basada en fe y no en miedo y sigue hacia adelante sin mirar atrás.

QGMG_Reflections_Season7_Ep58

Extendiendo nuestra capacidad de amar

El propósito del matrimonio no es el de ser feliz, sino el de hacer a otro feliz mientras uno crece y madura en el camino. El que se casa debe aprender a usar los retos y los triunfos de su relación para crecer y madurar como persona. Un escritor del siglo diecisiete llamado Francis de Sales escribió que “el estado del matrimonio requiere más virtud y constancia que ningún otro.” La razón es que no existe otra institución o estado que puede confrontarnos con nuestras actitudes negativas y nuestro egoísmo como lo hace el matrimonio. El autor Gary Thomas ha argumentado que el matrimonio no puede basarse solamente en amor romántico porque el amor romántico no tiene elasticidad. No puede ser estirado; simplemente, se rompe. Entonces, tenemos que decidir cuando estamos definiendo el matrimonio si queremos ser como la sábana de una cama o la masilla que puede ser estirada o vamos a ser como un objeto de vidrio que al tocar el piso se rompe en mil pedazos.

Mientras desarrollas tu definición del matrimonio, ten presente que dos seres humanos imperfectos se han unido para comenzar una vida juntos; que estas imperfecciones los seguirán por el resto de sus vidas. Ten presente la lucha diaria que sus diferencias van a causar y cómo los malos entendidos van a querer provocar distancia entre los dos. Pero aun más importante, ten en cuenta la actitud que debe prevalecer en el matrimonio que triunfa. Los matrimonios que perduran no pretenden que el 100 por ciento de sus experiencias van a ser vividas en el regazo de una nube hinchada.  No son las circunstancias, es la actitud con la que estas batallas son enfrentadas lo que al final hace a un matrimonio exitoso.

QGMG_Reflections_Season7_Ep41

No pierdas tu tiempo con el chico equivocado

Cuando primero conocemos a alguien, es imposible saber quién es en realidad, por lo que naturalmente, basamos nuestra primera impresión en su apariencia física.  Esta primera impresión con el tiempo y la variedad de contextos en las que nos encontramos va madurando, gracias a la revelación personal que ocurre entre los dos. Una relación que se desarrolla, naturalmente, resulta ser mucho más fuerte que las que se desarrollan bajo la presión sexual con sus percepciones irrealistas manejadas por hormonas o por necesidades personales.

Es por esta razón que debemos establecer límites claros y mantener los ojos bien abiertos cuando conocemos a alguien y deseamos comenzar una relación romántica con él/ella. Es difícil separar el corazón de la cabeza cuando nos enamoramos, pero el verdadero amor piensa.

Proverbios 4:23 dice “Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él emana la vida.” Del corazón emana la vida, por lo que debemos guardarlo como un soldado guarda el tesoro que le ha sido encomendado. Como guardas de este tesoro procedemos con cautela y si este está bajo ataque lo cubrimos pues tenemos que rendir cuentas al que nos lo ha encomendado.

No pierdas tu tiempo con el chico equivocado. Muchas veces sabemos que un chico no vale la pena, pero aun así estamos resueltos a perseguir la relación e ignoramos sus tendencias narcisistas y egoístas por que el chico es buen mozo, inteligente o exitoso. El problema es que estas características no son permanentes; una persona puede, fácilmente, perder su trabajo o envejecer y perder su belleza física. Sin embargo, el carácter permanece. Escoge a alguien de carácter íntegro porque el carácter no cambia.

QGMG_Reflections_Season7_Ep36

Las Parejas Felices

¿Recuerdas el día que juraste amor eterno? Nunca te imaginaste el tipo de compromiso que iba a tomar la simple frase, “hasta que la muerte los separe”. Muchos de los que hacen estos votos terminan en divorcio. Pero, aunque hablamos mucho sobre el 40% de parejas que terminan en divorcio, poco hablamos de las parejas que, a pesar de todas las dificultades que la vida les trae, han logrado con los años, desarrollar una conexión más profunda, santificando cada día mas su compromiso.

Estas parejas que logran éxito emocional, a pesar de las tramas que les tiende la vida, tienen algo en común: Les gusta disfrutar la vida juntos y lo hacen con deleite, respeto y admiración el uno por el otro.  Las parejas felices se divierten en el ring de patinaje, se van de caminatas por las laderas o se comen un helado los sábados por la tarde.  Ellos saben que todo matrimonio camina hacia adelante o retrocede. Pero escogen moverse hacia adelante puliéndose el uno al otro hasta que se vea la belleza interna de cada uno y rehúsan retroceder, degradándose el uno otro y trayendo a la superficie todas las cualidades desagradables del otro.

Las parejas felices siembran semillas de cariño, compresión, apoyo, respeto, comunicación y agradecimiento. El matrimonio es el lugar donde mejor podemos desarrollar el mandamiento antiguo de amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Para mostrar amor no necesitamos buscar las condiciones perfectas que el romanticismo proporciona.  Las parejas felices crean oportunidades diarias en la que, a pesar de sus circunstancias, pueden mostrar amor y cultivar el romanticismo en su relación todos los días.

QGMG_Reflections_Season7_Ep30

El Matrimonio conlleva Riesgos

El matrimonio ha adquirido una mala reputación en los últimos años. Los jóvenes adultos de nuestra generación consideran el matrimonio la institución que destruye sueños, vacía la cuenta bancaria y altera la vida de forma permanente.

Entre las razones por las cuales estos adultos rechazan el matrimonio están las siguientes:

  • No desean ser atrapadas en un estereotipo
  • Le tienen miedo al divorcio
  • Buscan poner su carrera primero
  • Le tienen miedo al compromiso
  • Han tenido malas experiencias en el pasado
  • Tienen muchas deudas financieras
  • Desean libertad y les gusta ser solteros

No existe duda alguna de que el matrimonio requiere muchos sacrificios y que, a su vez, conlleva ciertos riesgos, pero está claro que los beneficios que la sociedad y el individuo reciben de este contrato sagrado terminan siendo mayores que los riesgos envueltos. El que se compromete a vivir una vida compartida tiene garantizada la riqueza emocional. El que está dispuesto a correr el riesgo será premiado. Pero para recibir el premio primero tienes que estar dispuesto a poner a un lado tus miedos aceptando el compromiso eterno, pues sin compromiso, no existe el amor verdadero.

QGMG_Reflections_Season7_Ep29