Mucho más allá

El acoso entre “amigos” conocido como bullying es un comportamiento desagradable hacia el otro que lo hace sentir asustado, amenazado, o indefenso.

Si te sientes incomodo en una relación y deseas saber si estas siendo acosado hazte las siguientes preguntas:

  • Tu amigo no para cuando se lo pides
  • Tu amigo te pone nombres mezquinos
  • Te sientes presionado a hacer cosas que no deseas hacer
  • Tu amigo se pone del lado de los que se están riendo de ti
  • Te sientes indefenso
  • Tu amigo te intimida con su personalidad controladora
  • Tu amigo dice chistes a tu costa que son más insolentes que graciosos

Al acosador le gusta reírse, burlarse, o abusar físicamente a alguien que es más débil que él/ella, alguien que no se sabe defender, alguien que es más inteligente que él/ella o a alguien sin ninguna razón ni motivo, solo porque sí.

El abusador busca atención, desea sentirse importante, le gusta ejercer control y muchas veces es procedente de una familia airada donde el grito y la burla son normales.

La mayoría de los acosadores terminan solos, o metiéndose en algún tipo de problemas y algunos hasta se convierten en abusadores cuando son mayores y en relaciones románticas.  Es por eso que es sumamente importante que el familiar del muchacho abusador comience un proceso intensivo de intervención para ayudar a este muchacho/a a superar esta actitud arrogante e insegura. Como cultura debemos tener cuidado de no promover la actualización personal a cualquier costo para no crear una generación cínica que se burla de las debilidades de los demás para superarse a sí mismo.

Si eres una víctima de acoso se valiente y fuerte: camina con propósito, haz contacto visual, y pon tu cabeza en alto. Es más difícil atacar a una persona que camina con confidencia.

  • Camina con un amigo: andar rodeados de otros amigos hace que al acosador se le haga más difícil actuar.
  • No pelees: Pelear es peligroso y da al acosador ventaja en su campo de especialidad.
  • Di a un adulto: Si el adulto al cual le dijiste no toma acciones, di a un adulto diferente.
  • Habla al acosador con calma y seguridad propia: dile que ya basta con autoridad (no con suplica).
  • No te conviertas en un acosador; no sigas la corriente y arruines tu carácter.
  • Busca una actividad sana (como la fotografía) que pueda ayudarte a aliviar el estrés cuando te sientas solo/a.
  • No seas un espectador: si tu amigo está siendo acosado, defiéndelo. Se firme, esta actitud tiende a alejar al acosador que le gusta sentirse en control.

Reflexion_T5E43

Restaura la confianza perdida

¿Recuerdas el cuento del pastorcillo que grito “lobo” “lobo” tantas veces que al final los campesinos no vinieron a rescatarlo? A si mismo al ir tras el engaño y la venganza terminamos perdiendo la confianza de nuestros seres queridos.

El que desea desarrollar relaciones fuertes que perduran tiene que tener una cualidad esencial y esta es ser DIGNO DE CONFIANZA. Este es el fundamento de la integridad. El que tiene un familiar o un conyugue que no es digno de confianza no tiene seguridad emocional o tranquilidad. Cuando una persona nos traiciona nos sentimos rechazados. Lo cual trae dolor y ansiedad y la inhabilidad para algunos de poder confiar de nuevo. Sin confianza no podemos apegarnos, entregarnos, o tomar riesgos.  Cuando la confianza es quebrantada existe traición y la traición trae a nuestras vidas ansiedad, inseguridad y dolor.  Infidelidad en el matrimonio no es la única forma de traición. Familiares y amigos pueden también traicionarnos.

Para restaurar la confianza perdida se necesita construir la relación de nuevo peldaño a peldaño. Reconstruyéndola con promesas no quebradas, con votos, con compromiso, con fidelidad; un trabajo arduo que requiere determinación. La familia de Mel y todos los que como ellos han sido víctimas de la maldad de alguien deben primero buscar sanidad personal antes de tratar de reparar la relación. Pero al final todos debemos perdonar para no llenar nuestro corazón de resentimientos que amargan el alma. El que perdona no está justificando la traición sino que está tomando control de su salud emocional.

Desahógate con tu mejor amigo

Tengo una prima que venía a verme una o dos veces a la semana cuando sus niños estaban pequeñitos solamente para desahogarse. Hablábamos de los retos que enfrentábamos en esa época de nuestras vidas. Estas horas de conexión y conversación daban a nuestras vidas una perspectiva más clara, pensamientos mucho más positivos, y una actitud valiente para enfrentar el futuro.

Es que se aligera nuestro peso cuando nos desahogamos con alguien de confianza.  Se ha descubierto que no es bueno para la salud personal contener las emociones negativas. Todos debemos tener a alguien con quien podamos compartir el área más oscura de nuestra personalidad. Este desahogo no solo nos libera de tensiones y estrés acumulado pero también fortalece nuestras amistades ya que según los expertos compartir emociones fortalece la relación entre dos personas. Cuando una persona se hace presente esta da una fuerza invisible al amigo cuando este más lo necesita. Esa presencia y disposición del amigo que escucha es una inversión de tiempo que da como resultado salud mental y emocional para los dos envueltos.

Vale la pena advertir que este tipo de desahogo solo es bueno tanto como lleve a una acción o resolución. Ya que si se convierte en una acción constante de quejumbres entonces puede dañar la relación. Con un poco de práctica podemos aprender a depender del apoyo de nuestros amigos más allegados pero sin convertirnos en personas que necesitan reconfirmación constante o que viven para quejarse de cualquier cosa.

No asumas cuando escuches la palabra conexión que estamos hablando de  celulares, aparatos electrónicos, y conexión inalámbrica.  Aunque estos hacen muchas cosas posibles, es importante entender que es la conexión personal y no la comunicación social masiva lo que tanto anhelamos y tanto nos beneficia como seres humanos. Desahógate con tu mejor amigo y busca establecer conexión con alguien especial.

Reflexion_S5E9

Cuida a tus amistades

Cuando mi sobrino estaba en la escuela secundaria, este nunca traía a sus amigos a la casa. Su famoso lema era, “separación entre familiares y amigos”.  En ese entonces, mi sobrino no deseaba que una influenciara a la otra. Lo que mi sobrino todavía no había aprendido era que nuestras amistades no existen en un vacío. Al contrario, estas se desarrollan detrás del telón de fondo de nuestros matrimonios, familiares, compañeros de trabajo, etc.  Por esta razón, existe la posibilidad de que las acciones de otros puedan traer caos a la amistad establecida.

Siempre habrá personas en tu vida que ya sea deliberadamente o involuntariamente intentaran interrumpir tus amistades. Pero las amistadas hay que guardarlas porque son buenas para la salud y parte especial del plan divino para nuestras vidas.

Una amistad puede ser protegida de fuerzas destructivas y situaciones superfluas siempre y cuando exista la madurez necesaria de parte de los dos involucrados. Cuando veas tus amistadas en peligro, hazte las siguientes preguntas: ¿Fortalecen esta amistad los valores que te definen?, ¿Te mantiene esta amistad centrado?, ¿Está tu amistad invirtiendo en lo eterno? Si puedes responder positivamente a estas preguntas, entonces, mantén tu amistad al margen de las personas en tu vida que intentan destruirla.

También puedes mantener tus amistades intactas alejándote de los malos hábitos que las arruinan. Estos pueden traer caos a la amistad establecida.  Entre los malos hábitos que arruinan una amistad está el egoísmo, la manipulación, posesividad, celos, la crítica, codicia, deslealtad, deshonestidad y falta de tiempo. Recuerda que fuimos creados para tener conexión con otros seres humanos y que es la voluntad de Dios que desarrollemos las más sagradas amistades: “El hierro con hierro se aguza y así el hombre aguza el rostro de su amigo.”

Busca alimentar tus amistades saludables, involúcralos en tu vida diaria, desecha los malos hábitos ya que estar rodeado de buenos amigos es bueno para la salud y alarga la vida.

QGMG_Reflections_Season7_Ep55

Desahógate con un buen amigo

Tengo una prima que venía a verme una o dos veces a la semana cuando sus niños estaban pequeñitos, solamente para desahogarse. Hablábamos de los retos que enfrentábamos en esa época de nuestras vidas. Estas horas de conexión y conversación daban a nuestras vidas una perspectiva más clara, pensamientos mucho más positivos y una actitud valiente para enfrentar el futuro.

Es que se aligera nuestro peso cuando nos desahogamos con alguien de confianza.  Se ha descubierto que no es bueno para la salud personal contener las emociones negativas. Todos debemos tener a alguien con quien podamos compartir el área más oscura de nuestra personalidad. Este desahogo no solo nos libera de tensiones y estrés acumulado, sino también fortalece nuestras amistades, ya que, según los expertos, compartir emociones fortalece la relación entre dos personas.

Cuando una persona se hace presente, esta da una fuerza invisible al amigo cuando este más lo necesita. Esa presencia y disposición del amigo que escucha es una inversión de tiempo que da como resultado salud mental y emocional para los dos envueltos. Vale la pena advertir que este tipo de desahogo solo es bueno, tanto como lleve a una acción o resolución. Ya que, si se convierte en una acción constante de quejumbres, entonces, puede dañar la relación. Con un poco de práctica podemos aprender a depender del apoyo de nuestros amigos más allegados, sin convertirnos en personas que necesitan reconfirmación constante o que viven para quejarse de cualquier cosa.

No asumas cuando escuches la palabra conexión que estamos hablando de celulares, aparatos electrónicos y conexión inalámbrica.  Aunque estos hacen muchas cosas posibles, es importante entender que es la conexión personal y no la comunicación social masiva lo que tanto anhelamos y tanto nos beneficia como seres humanos. Desahógate con tu mejor amigo y busca establecer conexión con alguien especial.

QGMG_Reflections_Season7_Ep39.png

El Drama Entre Amigos

El drama entre amigas puede ser una de las fuentes más estresantes en la vida de una joven. Usualmente, las cosas comienzan con rumores, conflicto entre amigas que te ponen en el medio, burla dirigida a otra chica para mantenerla en línea y la falta de habilidad que tenemos de aceptar crítica o corrección. Todas estas cosas pueden ser manejadas con madurez, pero se requiere mucha disciplina personal para dejar de atender lo insignificante y concentrarse en lo importante. No te dejes abrumar por el drama entre amigas. Propón en tu corazón no contaminarte con las vanidades de esta vida.

Si alguien comienza un rumor en contra tuya, admítelo o desmiéntelo con autoridad y luego desconéctate del drama. En 5 años nadie va a recordarse de ese rumor insignificante. Cuando admites algo, silencias los labios de los que te atacan porque muestras que tienes seguridad en ti misma y cuando lo desmientes y lo ignoras, no le das la importancia que tus acusadores deseaban que le dieras y con eso los callas.

Si alguien te critica o te corrige, examina si lo amerita, retén lo bueno y desecha lo malo, pero no permitas que todos tus sentidos se desbalanceen debido a la crítica de una persona ignorante.

Nunca tomes parte en un grupo que se burla de otro. La burla debilita el sentido de ser del otro y no fortalece el tuyo. Muchas veces nos burlamos de otros porque nos sentimos insignificantes y buscamos hacer al otro pequeño para vernos grandes. Pero esta estrategia tiene el efecto opuesto. Si consistentemente resistes la urgencia de burlarte de otros, estás siendo un buen ejemplo para tus amigas y transformando tu mundo de la mejor forma. Aunque no lo admitan, saben que pueden contar contigo porque has puesto límites y no harás con ellas lo que ellas hacen con otras.

Ten la valentía de hacer frente al drama insignificante y te convertirás en una persona bella y admirada por todos.

blog_s6e9