Eviten echarse la culpa!

“Eviten echarse la culpa. Apóyense el uno al otro. Trabajen como equipo al enfrentar las crisis que los hijos les puedan ocasionar.”

Las parejas de hoy en día tienden a ser hijos-centrados. Ponen mucho énfasis en las acciones y reacciones de sus hijos. Entonces, cuando el hijo comete un error se echan la culpa el uno al otro y se sienten agraviados directamente. Lo correcto es poner retaguardias en la relación de pareja para cuando la crisis llegue puedan sobre pasarla juntos. Estudios sociales han confirmado que un vínculo fuerte entre los padres es la base de una familia feliz. Esto es porque una relación fuerte de pareja provee seguridad para los hijos. Así que en vez de sucumbir al tipo de crianza que busca la felicidad del hijo más que la de la pareja, disminuya el estrés que está poniendo sobre sus hijos y busque trabajar como equipo con su pareja, especialmente, ante las crisis que se presentan.

Otros estudios también muestran que existe una correlación directa entre la relación de una pareja y el bienestar de los hijos. Si los hijos no ven la conexión entre sus padres, estos tienden a mostrar depresión y ansiedad.  Los hijos de padres que saben trabajar en equipo y tienen una relación fuerte, también tienden a ser menos manipulativos y egoístas. Cuando los padres trabajan en equipo, los hijos aprenden a respetar a otros y a respetarse a sí mismo.

Como si todo esto fuera poco, otros estudios han comprobado que padres que pelean, excesivamente, en frente de sus hijos crean a hijos con traumas que son difíciles de sobrepasar una vez estos se convierten en adultos. Así que trabajen en equipo; pónganse de acuerdo detrás de puertas cerradas y cuando se enfrenten a sus hijos salgan con un frente unido.

La historia más famosa de padres divididos la encontramos en Génesis 25 con la familia del segundo patriarca, Isaac y su esposa Rebecca.   La división entre los padres abre lugar a un conflicto entre los hijos gemelos, inigualado, en toda la Biblia. Hubo un punto en el cual Rebeca se vio forzada a separar a sus dos hijos de forma drástica para que uno no le quitara la vida al otro, ayudando al menor a escapar de la ira de su hermano enviándolo en un largo viaje. El significado de este conflicto es demasiado profundo para ser explicado en un párrafo, pero sí me pregunto: Cuál hubiera sido el resultado si Isaac y Rebeca hubiesen tenido el versículo de I Pedro 3:8 exhortándolos: “Finalmente, sed todos de un mismo sentir, compasivos, amándoos fraternalmente, misericordiosos, amigables.” O la exhortación de Pablo en Filipenses 2:2 “Completad mi gozo, sintiendo lo mismo, teniendo el mismo amor, unánimes, sintiendo una misma cosa.” Estos versículos deben ser memorizados y practicados por parejas de casados para que juntos enfrenten sus tareas de padre y madre dando así a sus hijos una gran ventaja sobre otros y bendiciones que alcanzarán hasta la generación mil.

¿Tiene Futuro tu Relación?

Las relaciones saludables son esenciales y en varios artículos previos hemos hablado sobre como evitar caer en la trampa de un sin vergüenza. Pero en esta ocasión, vamos a explorar más la idea de la compatibilidad en una relación donde existe potencial para un futuro juntos y donde ya se ha establecido que la persona que estamos considerando es emocionalmente saludable.

En una relación donde existe potencial, muchas diferencias pueden remediarse, pero existen tres puntos que deben permanecer firmes:  El compromiso mutuo, la visión que tienen de su futuro, y los valores espirituales que compartirán.  Para evaluar estos tres puntos hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Deseas casarte y comprometerte a una sola persona por el resto de tu vida? ¿Y tu pareja desea lo mismo?
  • ¿Deseas tener hijos? ¿Y tu pareja desea lo mismo?
  • ¿Tienen compatibilidad espiritual?

Primero, tanto tu como tu pareja deben estar seguros de que los dos están listos para la exclusividad y el compromiso. Si uno desea exclusividad y el otro no, probablente es que el otro está explorando otras opciones. Donde no hay compromiso, no va a haber éxito. El compromiso es un ingrediente esencial en una relación. Cualquiera que se entrena para un maratón sabe que el entusiasmo inicial mengua y es el compromiso y la dedicación lo que mantendrá al atleta dedicado a llegar a la meta. Sin compromiso mutuo, una confianza genuina nunca va a desarrollarse y la intimidad no podrá surgir.

El segundo punto, tiene que ver con la visión que los dos tienen de la vida y del futuro. Cuando uno de los dos renuncia a su sueño de tener una familia para satisfacer al otro, el final es inevitablemente catastrófico. Uno de los dos va a terminar infeliz e insatisfecho con su decisión.  Los niños necesitan el apoyo y el amor de ambos padres para desarrollarse de forma saludable. Los dos deben estar dispuestos a asumir esta responsabilidad. Si está claro que la persona con la que estás no desea hijos, pero tú sí, es mejor hacer como hizo Robert en nuestra historia y terminar la relación.

Tercero, tanto tu como tu pareja deben tener compatibilidad espiritual para tener un matrimonio exitoso.  La compatibilidad espiritual va a influenciar la calidad de tu matrimonio más que ningún otro factor. El matrimonio en su esencia es una relación espiritual, por lo que la compatibilidad espiritual es esencial para que haya éxito. Cuando los valores espirituales difieren tienen metas y expectativas conflictivas, no se ponen de acuerdo sobre los valores que van a enseñar a sus hijos, tienen un círculo de amigos diferentes, y tienen dificultad comunicándose y resolviendo conflictos

Si tu relación no va a ninguna parte, entonces termínala ahora. De otra forma, terminarás viviendo en una relación sin compromiso, y por ende sin intimidad, ni confianza para compartir su visión para el futuro, ni armonía espiritual.  Esta es una receta de desastre.  Pero si en cambio, ambos están de acuerdo en estos tres puntos, juntos podrán enfrentar al futuro con expectativa y esperanza.

QGMG_Reflections_Season8_Ep07

La armonía financiera puede tomarnos toda una vida

Las conversaciones sobre dinero fácilmente pueden convertirse en un campo de batalla. Y es que en asuntos de dinero, casi nunca nos ponemos de acuerdo. Esto se debe mayormente a nuestras diferencias en personalidad, valores financieros traspasados, hábitos, y experiencias. Se puede decir que vivimos en mundos diferentes marcados por creencias opuestas.  Resulta que establecer una comunicación saludable y desarrollar un plan financiero que funcione a pesar de nuestras diferencias no es tan fácil como suena. Hay a quienes les toma una vida entera juntos antes de superar sus diferencias, pues lo que funciona para uno no siempre funciona para el otro.

Para la mayoria, nuestros padres no nos enseñaron a hablar de dinero abiertamente, lo que hace esta montaña aún más difícil de escalar. ¿Quién desea hablar con su pareja sobre sus malos hábitos financieros? No muchos. La falta de honestidad sobre este tema puede ser como una coraza para cubrir sentimientos de vergüenza, culpabilidad, y ansiedad que nos provoca nuestra manera de manejar el dinero.

Si te encuentras en medio de una guerra similar recuerda que es más importante para una persona sentirse escuchada y comprendida que lograr un acuerdo entre los dos.

El dinero puede convertirse en un vehículo de crecimiento personal y emocional. No importa cuál sea el tema, toda pareja desea: un lugar seguro donde pueda conversar con su pareja y que puedan profundizar sus vínculos emocionales. El tema del dinero no es una excepción. Si nuestra pareja nos acepta y está dispuesta a ayudarnos de forma empática con nuestras deficiencias, podemos tomar más riegos con nuestras emociones y al final alcanzar más intimidad.

Cuando veas a tu pareja en un estado destructivo financiero tienes que tomar una decisión. ¿Vas a convertir tu hogar en una zona de guerra donde se hieren verbal y emocionalmente hasta llegar a la corte para una separación permanente o vas a amar en las buenas y en las malas y buscar la ayuda necesaria apoyandose mutuamente para mejorar su manejo de dinero, y por ende, su relación?

Recuerden que su relación es más importante que todo el oro del mundo.

QGMG_Reflections_Season8_Ep03

Aprende a Escuchar

La mayoría de los seres humanos tenemos la tendencia de ignorar los sonidos que percibimos por medio del oído. Pero algunos de nosotros logramos entender que el oír puede ser desarrollado para que se convierta en un instrumento poderoso que puede ayudarnos en el mejoramiento de nuestras relaciones. Esto es escuchar. Una persona que ha aprendido a escuchar demuestra madurez.  En Psicología, la madurez es la habilidad de responder al medio ambiente de forma apropiada. La madurez es importante en la relación entre dos personas. Estudios hechos por científicos sociales demuestran que la falta de madurez es un precursor del divorcio. En su artículo, Las Marcas de la Madurez publicado en la revista Psicología Hoy, el Dr. Tim Elmore dice que una persona madura sabe dar prioridad a la persona que ama antes de buscar lo suyo. Escuchar es una evidencia tangible de que finalmente hemos madurado. Escuchar es una señal de que existe amor verdadero. Un amor que da y bendice al ser amado.

El amor se demuestra con actos de la voluntad. Escuchar es uno de los actos más preciados de la voluntad. Es un acto que no cuesta dinero pero sí cuesta sacrificio. Es difícil silenciar toda conversación interna para escuchar el corazón del ser amado, pero lo hacemos porque deseamos conexión. La conexión es preferible al dolor que causamos cuando decidimos desconectarnos. La conexión es la experiencia que disfruta una persona cuando se le hace evidente de que otra persona está invistiendo en ella. Pero la conexión solo puede ocurrir cuando existe un verdadero interés emocional por la otra persona. Si la otra persona entiende que tú entiendes entonces una conexión inexplicable se ha formado. Toda esta conexión emocional y acto de madurez comienza cuando los receptores de los nervios auditivos se excitan y comenzamos a poner en práctica los principios de escuchar.

Escuchar es una de las habilidades más difíciles de aprender ya que para alcanzar un nivel decente de competencia en esta área debemos primero descubrir y destruir barreras dentro de nosotros mismos que no sabíamos que existían.  Cada persona tiene su forma específica de escuchar. Algunas veces sus métodos son eficientes pero muchas otras veces sus métodos son ilógicos e inefectivos.

Reflexion_T5E38

El celo: Enemigo de la relación

El celo es el deseo de proteger lo que tenemos o lo que asumimos falsamente que es nuestro y que tememos vamos a perder. El problema con el celo es que es una emoción basada en miedo y nos pone paranoicos. Esto no quiere decir que no existan ocasiones en la que el celo no nos haya servido para salvar una relación. El celo es la hermana gemela del amor; es la guarda de la relación. Si se utiliza de forma saludable debe ser la chispa que nos motiva a reaccionar cuando vemos que nuestra relación está en peligro. Esta emoción tiene su lugar en nuestras  vidas pero es importante que como a las demás emociones le pongamos freno y no le demos rienda suelta. La persona emocionalmente inmadura no sabe manejar este componente del amor permitiendo que se convierta en el monstruo verde que destruye la felicidad entre dos personas.

El celo puede convertirse en ira cuando pensamos que vamos a perder algo que consideramos esencial para nuestro bienestar. La ironía de los deseos oscuros como son la envidia y el celo es que en vez de proteger en realidad terminan destruyendo lo que tanto deseamos.

El celoso siente miedo de ser re-emplazado. Para el abusador o el psicópata el celo es muchas veces imaginado. Esta persona entonces trata de controlar lo que imagina y hace lo posible para limitar el contacto social, los lugares que frecuenta, y el estado emocional de la otra persona.  En su núcleo entonces el celo irracional es un intento de controlar al otro. Por lo cual cuando existe violencia en una relación la razón no es el celo en si sino el deseo de control. Esta dinámica fuerte de control desestabiliza la relación.

Es importante que una mujer entienda que este tipo de control no es una forma legítima de expresar este sentimiento. Desde el principio aprende el papel del celo y no permitas que el otro tome control de tu vida. Aprende a establecer límites y a separar lo racional de lo irracional. Busca ayuda profesional si te encuentras en una situación precaria.

Reflexion_S5E21

Restaura la confianza perdida

¿Recuerdas el cuento del pastorcillo que grito “lobo” “lobo” tantas veces que al final los campesinos no vinieron a rescatarlo? A si mismo al ir tras el engaño y la venganza terminamos perdiendo la confianza de nuestros seres queridos.

El que desea desarrollar relaciones fuertes que perduran tiene que tener una cualidad esencial y esta es ser DIGNO DE CONFIANZA. Este es el fundamento de la integridad. El que tiene un familiar o un conyugue que no es digno de confianza no tiene seguridad emocional o tranquilidad. Cuando una persona nos traiciona nos sentimos rechazados. Lo cual trae dolor y ansiedad y la inhabilidad para algunos de poder confiar de nuevo. Sin confianza no podemos apegarnos, entregarnos, o tomar riesgos.  Cuando la confianza es quebrantada existe traición y la traición trae a nuestras vidas ansiedad, inseguridad y dolor.  Infidelidad en el matrimonio no es la única forma de traición. Familiares y amigos pueden también traicionarnos.

Para restaurar la confianza perdida se necesita construir la relación de nuevo peldaño a peldaño. Reconstruyéndola con promesas no quebradas, con votos, con compromiso, con fidelidad; un trabajo arduo que requiere determinación. La familia de Mel y todos los que como ellos han sido víctimas de la maldad de alguien deben primero buscar sanidad personal antes de tratar de reparar la relación. Pero al final todos debemos perdonar para no llenar nuestro corazón de resentimientos que amargan el alma. El que perdona no está justificando la traición sino que está tomando control de su salud emocional.

Disfruten cada temporada

Las temporadas no son solo relacionadas a la división del año y la intensidad con la cual la luz del sol llega a la superficie de la tierra. Al igual que hay otoño,  invierno,  primavera y  verano, también existen temporadas en nuestras vidas. Una pareja joven casi siempre va a encontrar contratiempos financieros al principio de sus vidas juntos, especialmente cuando tienen niños. Pero son estas dificultades las que fortalecen a una pareja y las hacen interdependiente el uno del otro estableciendo su matrimonio. Como pareja deben recordar que hay tiempo para todo y de la misma forma en la cual el invierno da entrada a la primavera también esos días difíciles de pañales y falta de sueño quedaran en el pasado dando cabida a días de más estabilidad.

El autor Gary Thomas en su libro Matrimonio Sagrado, introduce el concepto de la historia sagrada de una pareja. En su exposición, el autor nos insta a que miremos los resultados de muchos estudios que sugieren que a una pareja le toma de 9 a 14 años crear su identidad por lo que se debe perseverar. La historia sagrada de una pareja incluye las temporadas financieras que viven a través de los años. En vez de convertirnos en derrotistas y romper la historia sagrada cuando estamos en aprieto o pelear constantemente es mucho más beneficioso trabajar juntos para crear una estrategia que los puedan ayudar el resto de sus vidas. Es durante estos momentos de aprieto que la pareja debe comenzar a trabajar con un presupuesto con el cual los dos puedan vivir. A mi esposo le gusta ahorrar; a  mí me gusta gastar Y hemos estado viviendo en harmonía por 25 años con pocos contratiempos porque desde el principio de nuestra relación decidimos vivir bajo el rigor de un presupuesto. Diciendo a su dinero a donde ir en vez de preguntarse a donde se fue les ayudara a mantener la paz en su hogar.

Disfruten cada temporada de su vida juntos. Todas las etapas incluyendo  las más difíciles como cuando hay niños pequeños y poco dinero forman parte de su unión y de su historia.  Un matrimonio construido en un fundamento fuerte sobrevivirá. El matrimonio se fortalece porque conquistaron el problema juntos y su capacidad de amar se extendió.

Ama incondicionalmente

La felicidad siempre va a acompañada del amor ya que la felicidad se puede resumir como el amor y la exuberancia hacia la vida. Es por ello que una persona que ha encontrado felicidad por vía del amor y no de posesiones materiales, fama o poder, es una persona que puede traer felicidad a otros. No existe mayor satisfacción para una madre que dejar a sus hijos a cargo de una niñera feliz y satisfecha con la vida. Porque ella sabe que tanto como los niños estén en la presencia de una persona que es intrínsecamente feliz puede llover todo el día y el paseo al parque puede ser cancelado, pero aun así los niños van a disfrutar cada momento. Pero si los dejas con una persona agria, antipática o desapacible, su sexto sentido de madre le deja un desasosiego durante el día porque sabe en los recesos más íntimos de su corazón que al final el amor es felicidad. La persona que rechaza el amor incondicional, nunca encuentra  felicidad no importa cuánto la persiga.

El filósofo chino dijo sabiamente, “La persona que ama al mundo como si fuera su propio cuerpo, puede ser encomendada con un imperio.” La felicidad entonces requiere gratitud e interdependencia. Por lo que debemos tener en cuenta que ni las riquezas ni ninguna otra fuerza externa pueden traernos felicidad, las relaciones saludables y nuestro amor por la vida, sí. Me gustan las palabras que le dijo el Confesor a Aiden en el libro Byzantium antes de que emprendiera su viaje a la gran ciudad, “A menos que el peregrino no lleve consigo lo que busca, nunca lo encontrara cuando llegue.” Por lo que debemos recordar cuando emprendemos una relación que la semilla de felicidad debe estar germinando en nosotros  desde antes en vez de pretender que el otro traiga consigo la poción que nos va a ser feliz a nosotros.

Así que comienza a amar incondicionalmente, a vivir con abandono, a disfrutar los momentos más insignificantes, a expresar tu gratitud y abrazar la vida y veras como la tan elusiva felicidad hará su entrada radiante como lo hace el sol cada mañana.

Reflexion_S5E12

Cuando te encuentras frente a una encrucijada

El dicho del psicólogo Jean Paul Sartre, “las personas están condenadas a ser libres” de repente comienza a tener sentido cuando nos vemos obligados a tomar decisiones que nos hacen sentir divididos. Columbo necesita un buen trabajo, pero él también ama a Jenny y sabe que los conflictos entre ella y su suegra resultan ser insoportables.

No todas las decisiones pueden ser tomadas por medio de un proceso de categorización en el cual uno ejerce una formula mental para llegar al resultado correcto. Las decisiones difíciles son, usualmente, un proceso emocional que termina haciéndonos sentir paralizados. Las emociones, nos guste o no, juegan un gran papel en nuestra habilidad de escoger entre dos encrucijadas y, muchas veces, el instinto es una mejor guía que la comparación interminable entre dos opciones de igual peso.

Lo importante es tomar una decisión y no pasar una vida entera en incertidumbre. Una vez esa decisión es tomada, no pierdas tiempo deseando haber escogido la otra opción. La vida no es simple por lo que uno nunca va a sentirse libre de sentimientos de culpa cuando se toman decisiones como estas. Pero el que después de haber decidido hacer algo comienza a perder tiempo deseando regresar al momento de la encrucijada para escoger diferente, está malgastando su tiempo, su vida, sus emociones y sus recursos.

¿Y tú? ¿Cuál es tu encrucijada? ¿Entre qué dos cosas te sientes obligado a escoger en este momento de tu vida? Toma una decisión basada en fe y no en miedo y sigue hacia adelante sin mirar atrás.

QGMG_Reflections_Season7_Ep58

Extendiendo nuestra capacidad de amar

El propósito del matrimonio no es el de ser feliz, sino el de hacer a otro feliz mientras uno crece y madura en el camino. El que se casa debe aprender a usar los retos y los triunfos de su relación para crecer y madurar como persona. Un escritor del siglo diecisiete llamado Francis de Sales escribió que “el estado del matrimonio requiere más virtud y constancia que ningún otro.” La razón es que no existe otra institución o estado que puede confrontarnos con nuestras actitudes negativas y nuestro egoísmo como lo hace el matrimonio. El autor Gary Thomas ha argumentado que el matrimonio no puede basarse solamente en amor romántico porque el amor romántico no tiene elasticidad. No puede ser estirado; simplemente, se rompe. Entonces, tenemos que decidir cuando estamos definiendo el matrimonio si queremos ser como la sábana de una cama o la masilla que puede ser estirada o vamos a ser como un objeto de vidrio que al tocar el piso se rompe en mil pedazos.

Mientras desarrollas tu definición del matrimonio, ten presente que dos seres humanos imperfectos se han unido para comenzar una vida juntos; que estas imperfecciones los seguirán por el resto de sus vidas. Ten presente la lucha diaria que sus diferencias van a causar y cómo los malos entendidos van a querer provocar distancia entre los dos. Pero aun más importante, ten en cuenta la actitud que debe prevalecer en el matrimonio que triunfa. Los matrimonios que perduran no pretenden que el 100 por ciento de sus experiencias van a ser vividas en el regazo de una nube hinchada.  No son las circunstancias, es la actitud con la que estas batallas son enfrentadas lo que al final hace a un matrimonio exitoso.

QGMG_Reflections_Season7_Ep41

La pregunta no es si van a tener conflictos sino cuando

La pregunta no es si vas a tener conflictos en el matrimonio, sino cuando estos se presenten cómo los vas a enfrentar. No hay forma en este mundo que dos personas con diferentes antecedentes culturales de naturaleza egoísta, malos hábitos e idiosincrasias personales, van a vivir en sincronización perfecta.  Por lo que el primer paso ante el conflicto es detenerse y admitir que no están de acuerdo y esto es normal.

Los conflictos que no se enfrentan correctamente, terminan creando amargura. Algunas personas huyen del conflicto, rehusándose a enfrentarlo. Otros permiten que sus emociones se intensifiquen y se comporten de manera irracional. Las dos formas son incorrectas. Los problemas deben ser enfrentados racionalmente.  La Doctora Alicia La Hoz en su libro Romance Perpetuo nos da cinco recomendaciones como reglas de la comunicación que nos pueden ayudar a enfrentar los conflictos y resolverlos con éxito.

Primero, ella dice, que debemos perseverar y enfocarnos a exponer solo una queja. Cuando se está tratando un problema es sabio no traer otros asuntos a la conversación. Comenzar a nombrar todas las quejas que uno tiene sobre una persona quita el enfoque del problema presente y “ensucia las aguas”. Esto quiere decir que el problema ya no es el enfoque, sino la persona y al final no se resolverá nada.

Segundo, ella nos sugiere que hable por usted en el presente. Nunca se debe asumir lo que la otra persona está pensando o se debe hablar por el otro, no importa cuánto crea usted conocer a esa otra persona.

Tercero, considere lo que la otra persona le está diciendo. Hay que tener cuidado de que no estamos tratando de forma obstinada de probar que tenemos la razón.

Cuarto, regale el compromiso. Cuando uno gana la batalla el 100% ha dejado a su paso a la persona que “perdió” maltratada y avergonzada. Una persona nunca debe ser desvalorada de esa manera.

Quinto, “para poder ganar, hay que perder.” La relación es más importante que el conflicto y uno debe tratar de enfrentar el conflicto sin destruir la relación.

QGMG_Reflections_Season7_Ep40

Las Parejas Felices

¿Recuerdas el día que juraste amor eterno? Nunca te imaginaste el tipo de compromiso que iba a tomar la simple frase, “hasta que la muerte los separe”. Muchos de los que hacen estos votos terminan en divorcio. Pero, aunque hablamos mucho sobre el 40% de parejas que terminan en divorcio, poco hablamos de las parejas que, a pesar de todas las dificultades que la vida les trae, han logrado con los años, desarrollar una conexión más profunda, santificando cada día mas su compromiso.

Estas parejas que logran éxito emocional, a pesar de las tramas que les tiende la vida, tienen algo en común: Les gusta disfrutar la vida juntos y lo hacen con deleite, respeto y admiración el uno por el otro.  Las parejas felices se divierten en el ring de patinaje, se van de caminatas por las laderas o se comen un helado los sábados por la tarde.  Ellos saben que todo matrimonio camina hacia adelante o retrocede. Pero escogen moverse hacia adelante puliéndose el uno al otro hasta que se vea la belleza interna de cada uno y rehúsan retroceder, degradándose el uno otro y trayendo a la superficie todas las cualidades desagradables del otro.

Las parejas felices siembran semillas de cariño, compresión, apoyo, respeto, comunicación y agradecimiento. El matrimonio es el lugar donde mejor podemos desarrollar el mandamiento antiguo de amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Para mostrar amor no necesitamos buscar las condiciones perfectas que el romanticismo proporciona.  Las parejas felices crean oportunidades diarias en la que, a pesar de sus circunstancias, pueden mostrar amor y cultivar el romanticismo en su relación todos los días.

QGMG_Reflections_Season7_Ep30

La Parte Más Importante de una Discución

La parte más importante de una discusión son los primeros tres minutos. Es más, de un 96% de nuestras discusiones, la forma en la que comenzamos la conversación va a determinar la forma en la que vamos a terminarla o a resolverla. Podemos quedarnos paralizados o atascados en nuestras opiniones o podemos  bajarnos del carrusel y comenzar a incluir risas, afecto y comprensión cuando nuestras diferencias comienzan a hacernos sentir abrumados. La Doctora, licenciada de terapia familiar, Liz Hale nos advierte de cuatro contaminantes comunes que debemos minimizar y eliminar de entre nuestras conversaciones:

  1. Crítica (atacar el carácter del otro)
  2. Menosprecio (mostrando desdén por la otra persona)
  3. Actitud defensiva que culpa y contra ataca a la otra persona
  4. Obstruccionismo (ya sea convirtiéndose en una persona evasiva o desconectarse sin el propósito de resolver el problema).

Prepárate para tener una discusión productiva comenzando a traer el tema de forma suave y calmada. No comiences con sarcasmo, crítica, o acusaciones. Se privado, apreciativo y cortes. Resuelve hablar sobre el asunto de forma civilizada sobre solucionar el problema. Ten en cuenta que hay diferencias que nunca podrás resolver. En vez de resistirte, acéptalas.

qgmg_reflections_season7_ep21

Relaciones Con Los Suegros

Una de las acciones más hirientes es cuando una suegra rechaza a su nuera o yerno por su estado económico y social o por su raza o hasta su religión. Esto crea una batalla continua que divide el matrimonio y lo debilita. Esta actitud hay que enfrentarla o las cosas nunca van a mejorar.

Un familiar muy querido acaba de cumplir 27 años de aniversario con el amor de su vida. La noticia inicial de su casamiento no fue recibida con globos y confeti. Los suegros la rechazaron desde que vieron que ella era una emigrante. Podemos culpar este tipo de comportamiento a una raíz profunda de prejuicio.  Lamentablemente, todos somos más prejuiciosos de lo que pensamos que somos. Es por eso que debemos tener cuidado de no pensar que somos mejores o superiores.

Para los que están luchando con asuntos entre suegros les damos las siguientes sugerencias:

  1. Establece límites en su relación desde el principio. Los límites ayudan a crear armonía entre las familias. Los límites son líneas imaginarias que mantienen tu propiedad separada de la de tu vecino o, en este caso, las decisiones concernientes a tu vida separada de la de tus padres o los padres de tu pareja. Pueden ser buenos vecinos, pero todo buen vecino tiene una buena verja. Las verjas te ayudarán a mantener tu cordura cuando quieran criticar tu sazón, la forma en la que crías a tus hijos o tu gusto en muebles.
  2. Segundo, es importante mantener la devoción entre ustedes dos como pareja. Tu opción máxima fue finalizada en el altar el día de tu boda. De la misma forma, tu familia debe saber que ya tomaste tu decisión y no vas a permitir que te pongan en una situación en la que tengas que escoger entre tu pareja y su familia o la tuya.
  3. Tercero, trata de conocer a tu nueva familia y de adaptarte de todo corazón a sus tradiciones y costumbres tanto como estas sean razonables. Muchas veces los problemas con los suegros suceden por falta de decoro. Si te apareces mal vestido a una función y te tomas demasiados cocteles, hablas duro y ofensivamente, criticas al anfitrión, estas invitando antagonismo y oposición. Pero si muestras gracia y buenos modales, dices por favor y gracias, y das seguimiento con una tarjeta o una breve llamada agradeciendo la visita, estás estableciendo los fundamentos para una relación muy cordial.

qgmg_reflections_season7_ep14

¿Desean un Futuro Juntos?

Nuestra cultura está obsesionada con que haya química en una relación romántica. Sin embargo, para tener una relación feliz, el carácter de una persona y su disposición a sacrificarse por la otra persona, a medida que la relación progresa,  es más importante que la química. La química no puede ser lo único que buscan tener en común  porque una vez te cases; cada fin de semana, cada día de fiesta, cada mañana y cada noche va a estar marcada por esa relación. No es que estemos en contra de la química, pero sí es importante tener en cuenta que en la vida real existen muchos matrimonios que, inicialmente, fueron propulsados por una química fuerte que ahora absorbe toda la energía emocional de la pareja mientras que otros matrimonios basados en mucho más ahora generan entusiasmo y alegrías en sus vidas juntos. El Doctor Scott Stanley dice que la disposición que tiene una persona de  sacrificarse por la otra es un buen indicador para el que busca determinar si existe posibilidad de compromiso a largo plazo en una relación o no (claro esto no incluye ser humillado y arrastrado por los caprichos del otro). El sacrificio (y no la química) es considerado un tipo de inversión en la relación. Una inversión que una persona está dispuesta a hacer cuando está considerando la posibilidad de un futuro juntos.

El autor Gary Thomas dice en su libro Búsqueda Sagrada: “La persona con la que te cases es la última persona que vas a ver en las noches antes de acostarte. La primera que ves en la mañana cuando te levantas. Sus palabras te traerán aliento o desaliento, su sentido del humor te hará reír de placer o llorar de vergüenza. Su cuerpo te traerá placer o te provocará pánico. Sus brazos te abrazarán o te golpearán. Su presencia será un bálsamo que sana o un recordatorio de lo que pudo ser.”

Mantén las minucias del diario vivir en mente cuando te hagas la pregunta, ¿Deseo tener un futuro junto a esta persona? y determina si él/ella está dispuesto a invertir en la relación.

qgmg_reflections_season7_ep10