Muchas chicas piensan que un hijo puede salvar una relación.

“Los bebes nos llenan de alegría y gozo. ¿Será por ello el mito de que en ellos encontraremos la salvación para alcanzar una reconciliación entre pareja o llenar un vacío personal? La verdad es que los niños son más felices al nacer en hogares establecidos.”

Muchas chicas piensan que un hijo puede salvar una relación que va decayendo o que puede llenar un vacío personal. Esto es un mito, pues las estadísticas muestran que la mayoría de estos padres se desaparecen de sus vidas y estos niños terminan creciendo sin padre. Cada año un millón más de niños nacen en familias sin padres. Estadísticamente, los hombres jóvenes tienden a estar menos envueltos con sus hijos. Es importante tener en cuenta que el apoyo de la pareja cuando se está criando a un hijo es un elemento esencial para la felicidad.
Además de no tener padre, los hijos nacidos en estas circunstancias también terminarán siendo víctimas de un elenco rotativo de cuidadores de niños. Desafortunadamente, los efectos colaterales emocionales, sociales y financieros asociados con la inestabilidad de la familia y los padres solteros, son profundos.

Como padres debemos hablar con nuestros hijos y destruir estos conceptos místicos que están llenando sus cabezas contrarrestando esos pensamientos con la verdad que nos muestran las ciencias sociales de que el mejor contexto para un hijo es nacer en una familia donde existe el compromiso del matrimonio.
La Biblia dice que, “Dios creó al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó (Génesis 1:27). En el contexto de la familia, los dos son necesarios si vamos a hacer nuestro hogar un centro de discipulado. Es el conjunto de la madre y el padre lo que muestra a los hijos la naturaleza completa de Dios. Donde uno falla, el otro se levanta y viceversa. Entre los dos se complementan y no permiten que en el hogar falte la ternura, la protección, las carcajadas, la firmeza y la lista continúa. Un género tiene características que al otro le falta y Dios lo quiso así para que hubiese interdependencia mutua entre padre y madre. Cuando las cosas las hacemos como Dios las diseñó, existe mucha más posibilidad de éxito, aunque la realidad presente nos engaña. No confíes en tus circunstancias o trates de manipular a alguien, esta no es la voluntad soberana de Dios para tus hijos futuros.

Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón.

“Procure conocer a la persona por lo menos 3 meses antes de comprometerte a un noviazgo más duradero. Conózcale en todos los contextos: la iglesia, la familia, el trabajo y la comunidad. Entre en una relación con los ojos bien abiertos”.

Cuando primero conocemos a alguien es imposible saber quién es en realidad por lo que, naturalmente, basamos nuestra primera impresión en su apariencia física.  Esta primera impresión con el tiempo y la variedad de contextos en las que nos encontramos va madurando gracias a la revelación personal que ocurre entre los dos. Una relación que se desarrolla naturalmente, resulta ser mucho más fuerte que las que se desarrollan bajo la presión sexual con sus percepciones irrealistas manejadas por hormonas o por necesidades personales.

Es por esta razón que debemos establecer límites claros y mantener los ojos bien abiertos cuando conocemos a alguien y deseamos comenzar una relación romántica con él/ella. Es difícil separar el corazón de la cabeza cuando nos enamoramos, pero el verdadero amor piensa.

Proverbios 4:23 dice “Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él emana la vida.” Del corazón emana la vida por lo que debemos guardarlo como un soldado guarda el tesoro que le ha sido encomendado. Como guardas de este tesoro, procedemos con cautela y si este está bajo ataque, lo cubrimos pues tenemos que rendir cuentas al que nos lo ha encomendado.

No te des por vencida

Una mujer educada tiene conocimiento, confidencia propia, y la información para ser una mejor madre cuando el tiempo llegue, una mejor empleada, y una mejor ciudadana. Puede que dudes de ti misma ahora, pero si continúas aprendiendo y educándote, mejorarás tu perspectiva propia. Te sorprenderás de ver cómo la educación te hace sentir en control de tu vida. Mientras más educación obtienes, más productiva serás en el trabajo y mejor será tu salario.  La mayoría de las personas descubren que la productividad, apreciación y remuneración trae satisfacción. Una educación tendrá efectos duraderos en la calidad de tu vida.

La educación también te ayudará a desarrollar tu habilidad de pensar crítica y lógicamente. Esto es importante para tener éxito en el clima económico y político de nuestro tiempo. Vale la pena mencionar que una mujer educada puede convertirse en un agente de cambio para otros mejorando así nuestra sociedad.

Descubrirás un profundo sentido de identidad y orgullo mientras progresas en tus estudios. No tengas miedo de aprovecharte de todas las oportunidades que la educación te ofrece y verás cuán ingeniosa eres cuando combinas tus talentos con tus estudios. Tus estudios te ayudarán a desarrollar la capacidad de apreciar la belleza de tu medio ambiente, aprender empatía, y entender a tu comunidad.

Cuando no te sientas motivada o cuando los obstáculos se amontonan en tu contra, descansa si deseas, pero no te rindas. No permitas que las desilusiones te destruyan. Luchar contra libros, tareas, tiempo y otros obstáculos te parecerá extraño al principio, pero verás que tu esfuerzo será recompensado.

Reflexion_T5E35

Vive a gusto contigo mismo

Es cierto que a veces resulta ser muy beneficioso para una persona mudarse y cambiar su medio ambiente para mejorar su situación y su futuro, especialmente si tiene personas a su alrededor que resultan ser una mala influencia. Pero aunque logres cambiar de ambiente debes recordar que no puedes, no importa cuanto lo intentes, correr de ti mismo. Ten en cuenta que una persona no deja de ser quien es solo porque está en un ambiente diferente. La persona que no enfrenta sus debilidades y problemas entra en un círculo vicioso de auto destrucción. Tanto el que puede reubicarse como el que no, debe cerrar los ojos y mirarse por dentro para así poder evaluarse en vez de culpar al mundo por lo que le está pasando.

Aprende a sentir y a vivir al igual que la niña Riley en la película de Pixar, Inside Out (Del Revés).  En la película, las emociones, especialmente Alegría y Tristeza, de la niña llamada Riley tienen que aprender a trabajar juntas para ayudarla a salir adelante tras la reubicación de sus padres a una ciudad diferente. Al igual que Riley, nosotros también tenemos un cuartel general dentro de nuestras cabezas desde donde nuestras emociones dirigen nuestros comportamientos. Cada emoción tiene su asignación especial y cada una es esencial para nuestro bienestar, incluyendo las emociones que catalogamos como negativas.

Así que enfrenta tus miedos, tus alegrías, tus tristezas, tus enojos, y toda la gama de tus emociones y si puedes sentirlas y manejarlas y seguir relacionándote con el mundo podrás vivir en cualquier parte del mundo pues habrás logrado  hacer lo que a muchos les parece imposible, vivir a gusto en tu propia piel.

Reflexion_S5E25

La inseguridad más prominente de una mujer

Hmmm… no hay nada mal en destacar la belleza femenina. Pero y ¿qué de enaltecer la belleza interior con la generosidad, servicio y liderazgo? Y desarrollar habilidades que te ayuden a ser mejor como: escuchar, tener empatía y manejar las finanzas. Te aseguro, que estas últimas estarán contigo a lo largo de tu vida.

La sociedad tiende a ligar el valor de una mujer a su apariencia física. Esta es la inseguridad más prominente y la que se manifiesta primero en la vida de una mujer y se presenta en su sexualidad, edad, peso, color de pelo, color de ojos, tamaño de sus senos y estatura. La mujer que solo escucha y mira los comerciales en la televisión y se aferra a las imágenes de las revistas, se va a comenzar a sentir deprimida. Esta exigencia, poco realista de parte de la sociedad, es una de las razones por la que las chicas corren un riesgo doble, comparado con los varones, a sentirse deprimidas.

Una chica tiende a internalizar con más conciencia los juicios de un cuerpo perfecto que los varones y esto contribuye al surgimiento de la depresión juvenil. Por lo que no debemos permitir que los demás nos definan por nuestra atracción o comportamiento sexual. Oblíguemoslo mejor a vernos como un ser, un humano con características que deben ser apreciadas. Esto no quiere decir que no debemos de cuidarno, pero hay personas en este mundo con estándares que son imposibles de alcanzar. Es mejor comenzarse a querer de adentro para afuera, no de afuera hacia adentro.

Vi un dicho circulando por Facebook que decía: “yo creo en monstruos. Los monstruos son las calorías en las comidas. Los monstruos son el tamaño de mis pantalones. Los monstruos son el odio propio. Los monstruos son mi excesiva insistencia de juzgarme por todo.” Disipa esos monstruos y comienza a vivir una vida libre de ellos desarrollando, primero, tu belleza interior.

QGMG_Reflections_Season7_Ep34