La armonía financiera puede tomarnos toda una vida

Las conversaciones sobre dinero fácilmente pueden convertirse en un campo de batalla. Y es que en asuntos de dinero, casi nunca nos ponemos de acuerdo. Esto se debe mayormente a nuestras diferencias en personalidad, valores financieros traspasados, hábitos, y experiencias. Se puede decir que vivimos en mundos diferentes marcados por creencias opuestas.  Resulta que establecer una comunicación saludable y desarrollar un plan financiero que funcione a pesar de nuestras diferencias no es tan fácil como suena. Hay a quienes les toma una vida entera juntos antes de superar sus diferencias, pues lo que funciona para uno no siempre funciona para el otro.

Para la mayoria, nuestros padres no nos enseñaron a hablar de dinero abiertamente, lo que hace esta montaña aún más difícil de escalar. ¿Quién desea hablar con su pareja sobre sus malos hábitos financieros? No muchos. La falta de honestidad sobre este tema puede ser como una coraza para cubrir sentimientos de vergüenza, culpabilidad, y ansiedad que nos provoca nuestra manera de manejar el dinero.

Si te encuentras en medio de una guerra similar recuerda que es más importante para una persona sentirse escuchada y comprendida que lograr un acuerdo entre los dos.

El dinero puede convertirse en un vehículo de crecimiento personal y emocional. No importa cuál sea el tema, toda pareja desea: un lugar seguro donde pueda conversar con su pareja y que puedan profundizar sus vínculos emocionales. El tema del dinero no es una excepción. Si nuestra pareja nos acepta y está dispuesta a ayudarnos de forma empática con nuestras deficiencias, podemos tomar más riegos con nuestras emociones y al final alcanzar más intimidad.

Cuando veas a tu pareja en un estado destructivo financiero tienes que tomar una decisión. ¿Vas a convertir tu hogar en una zona de guerra donde se hieren verbal y emocionalmente hasta llegar a la corte para una separación permanente o vas a amar en las buenas y en las malas y buscar la ayuda necesaria apoyandose mutuamente para mejorar su manejo de dinero, y por ende, su relación?

Recuerden que su relación es más importante que todo el oro del mundo.

QGMG_Reflections_Season8_Ep03

Transformación financiera

El deseo de tener un buen estatus social nos motiva al tipo de carrera que escogemos, la marca de carro que manejamos, la casa que compramos, etc. Al igual que los romanos de la antigüedad nosotros también buscamos gloria y reputación. Este deseo de gloria va alimentado por el poder de la cultura. ¡Cuánto nos gusta mantener las apariencias como cultura!

Dave Ramsey, un autor de temas financieros, nos da este consejo en referencia a las apariencias, “deja de comprar cosas que no necesitas, con dinero que no tienes, para impresionar a personas que no te caen bien.” Piensa en esto, ¿Deberían las personas que te hacen sentir miserable tener tanto poder sobre tu vida hasta hacerte tomar decisiones que no te traen satisfacción y que están fuera de tu alcance monetario solo para impresionarlos?

Mejor experimenta una transformación financiera en la cual dejas de impresionar a otros o dejas de usar dinero que no tienes para ser feliz. Claro que esto es difícil, especialmente para los que han sido criados despreciando al conserje en preferencia de cualquiera que tenga un título impresionante.

El contentamiento es esencial para tener paz financiera. Pero el descontento es nuestra configuración por defecto. Casi todos venimos descontentos de “la fábrica”.  ¿Será por eso que el Décimo Mandamiento en las Tablas de la Ley Mosaica nos urge a no codiciar la casa de nuestro prójimo, o a su esposa, ni nada que le pertenezca? La codicia es un deseo inmoderado por lo que el otro tiene y al igual que la envidia es un deseo oscuro que opaca el alma.

Las compañías de mercadeo reconocen esto por eso gastan unos 450 billones al año en anuncios de publicidad capitalizando en tu descontentamiento. No te conviertas en un esclavo del consumismo. Vivir dentro de nuestros recursos y reconocer el límite de nuestras cuentas bancarias se puede lograr solo cuando comenzamos a vivir una vida de principios.  Recuerda las palabras que dijo el mismo autor Ramsey, “Cuando una persona establece su vida en principios, el 99% de sus decisiones ya están hechas”.

Reflexion_S5E27.png

Armonía Financiera

Si tú y tu compañero/a son como las demás parejas, entonces de seguro se pelean por asuntos de dinero algunas veces (o muchas veces). El dinero es una de las causas más comunes de fricción en un matrimonio y la razón primordial de muchos divorcios. Un estudio conducido por la Universidad Estatal de Ohio descubrió que muchos esposos y esposas no están de acuerdo en lo que abarca el ingreso de la familia, su patrimonio, y sus deudas. Sin embargo, la pareja que busca tener un “matrimonio sagrado” y harmonía financiera debe de ponerse de acuerdo en cuáles son sus metas financieras sin ignorar las diferencias que existen entre los dos.

El primer paso que una pareja debe tomar para alcanzar harmonía financiera* es reconocer el tipo de personalidad y hábitos financieros de cada uno. He aquí varia preguntas que pueden hacerse para determinar su tipo de personalidad financiera. Escojan la declaración con la que más se identifiquen y compárenla con las de su pareja.

  • Si no tengo dinero lo cargo a la tarjeta de crédito.
  • Soy cauteloso. Me gusta gastar pero nunca cojo dinero prestado o uso tarjetas de crédito. Mis ahorros no son muchos eso es todo.
  • Me aseguro de que he ahorrado el dinero antes de ir a gastarlo.
  • Soy tacaño. Honestamente no se puede tener suficientes ahorros.

Cuando hablamos de dinero debemos entender cuáles son nuestros hábitos financieros y los de nuestra pareja y que sentimientos provocan estos en nosotros. Busquen reconocer sus sentimientos hacia la forma en la que tu o tu pareja gastan el dinero haciéndose la siguiente pregunta, “¿cómo me siento cuando mi pareja no maneja bien las finanzas? Luego pregúntense, “¿cómo se sentirá él o ella cuando yo soy el que ha manejado mal las finanzas de la familia?” Recuerda que el “ahorrador” tiene en mente el futuro de la familia, mientras que el “gastador” tiene en mente la calidad de vida que llevan ahora. Los dos tienen metas dignas de ser consideradas y las podrán lograr si se unen y no ignoran sus diferencias.

Reflexion_S5E15.png

Cuando estamos en un enredo financiero, emocional o social

Dave Ramsey es un autor que se enfoca en enseñar a cualquier familia sobre la importancia de manejar bien sus bienes. Ramsey tiene un libro que se llama La transformación total de su dinero: Un plan efectivo para alcanzar bienestar económico que sirve de guía para el que quiera salir de la ruina financiera. El mismo sufrió una pérdida financiera personal de un portafolio de bienes raíces de 4 millones de dólares. Después de esa pérdida, en medio de la bancarrota, decidió regresar a los principios básicos de las finanzas personales y así poner su vida en orden. En este libro él enseña a la persona, que esté más enredada en sus asuntos financieros, como poner sus asuntos en orden.

De la misma forma en la que Dave Ramsey tiene una fórmula para sacar a una familia de la ruina financiera, existen pasos que una persona puede tomar para salir de los enredos sociales, emocionales y espirituales en los que se mete. Pero el que desea alcanzar éxito en estas áreas de deficiencia tiene que invertir esfuerzo y paciencia. Comienza con el área en la que más necesitas ayuda y esfuérzate en transformar tu vida por el bienestar de tu familia. Busca los recursos de la comunidad para atacar tu deficiencia ya sea esta financiera, de salud, relaciones, trabajo, etc. No te des por vencida porque se ha comprobado que las personas más exitosas tuvieron miles de fracasos en el camino, pero cada fracaso le trajo una victoria personal que pudieron aplicar a su problema hasta vencer.

La famosa cantante Nicole Scherzinger explicó mientras hablaba de su camino a la cima: “uno llora y grita y zapatea bien duro y dice, ‘¿sabes qué? Me doy por vencida, ¡ya no me importa un chifle!’ Y luego te vas a dormir y te levantas y es un nuevo día y vuelves a tratar de nuevo”.

No te desesperes, ni te desanimes, ni pierdas la esperanza. Con esfuerzo, fe y esperanza podrás salir adelante y desenmarañar tu enredo.

QGMG_Reflections_Season7_Ep38

Donde encontrar la felicidad

Los expertos nos animan a no gastar más de un 50% de nuestros ingresos en necesidades. Esto incluye vivienda, alimentos, y transportación. Ellos también nos instan a ahorrar por lo menos un 20% para los imprevistos y para el futuro, dejando un 30% para las cosas que no son necesarias pero que nos hacen la vida un poco más fácil. Pero muchos de nosotros ignoramos este consejo y compramos mucho más de lo que deberíamos terminando viviendo cheque por cheque y muy cerca de la bancarrota.

Cuando trabajes en tu presupuesto trata de poner primero tus prioridades en orden. Si tus gastos necesarios exceden un 50% entonces no podrás tener vacaciones o guardar dinero para ayudar a tus hijos con su educación universitaria.

Recuerda que una casa grande también significa más dinero de electricidad, calefacción, e impuestos. Mejor que una casa grande con una hipoteca de por vida es estar preparado para el futuro. NO compres una casa que es más grande que tu habilidad de pagarla cómodamente sin sacrificar el tiempo que le dedicas a tu familia.

Mantén todo en perspectiva, se generoso, y aprende contentamiento. Toma de forma literal las palabras del salmista cuando dijo, “Las cuerdas me cayeron en lugares deleitosos y es hermosa la heredad que me ha tocado” (Salmos 16:6), pues la felicidad no se encuentra en la localidad física de una persona sino en su estado espiritual.

qgmg_reflections_season7_ep26

Retomando los Estudios Universitarios

Los aprietos financieros hacen que los planes hacia el futuro parezcan ridículos. Pero existen formas en las que una madre joven como lo es Jennie pueda regresar a la universidad en busca de un título que la puede ayudar a abrirse puertas para una futura profesión. Esto es importante porque estudios han demostrado que la sociedad se beneficia cuando una mujer se educa.

Lo primero que Jenny tiene que hacer es escoger la universidad más razonable, económicamente, en su distrito y cómo ella aun no tiene un bachillerato puede aplicar para ayuda financiera. Después de escoger la universidad o el centro vocacional donde desea asistir, ella debe llenar la aplicación de FAFSA. Esta aplicación la ayudará a determinar el costo de su educación. Debido a que Jennie ya tiene dependientes con sus dos bebitos y Columbo y ella no tienen mucho ingreso, su aplicación de FAFSA debe darle una buena ayuda tomando el préstamo más mínimo posible.

Si tus hijos son muy pequeños y todavía necesitan cuidado, espera hasta que hayan cumplido sus cuatro añitos y comiencen la escuela. Esto aliviará la necesidad de pagar por cuidado de niños. Durante el tiempo de esper, puedes explorar otras vías de estudios como la educación vía online donde puedas permanecer en casa usando la computadora a horas más flexibles como cuando los niños toman la  siesta, etc.

Lo importante es recordar que son equipo y entre los dos deben hacer lo que será de beneficio para la familia aunque tengan que retrasar los planes. ¡Gracias a Dios que retrasar o acomodar los planes no significa que haya que cancelarlos!

qgmg_reflections_season7_ep15

No Se De por Vencido

Dave Ramsey es un autor que se enfoca en enseñar a cualquier familia sobre la importancia de manejar bien sus bienes. Ramsey tiene un libro que se llama La transformación total de su dinero: Un plan efectivo para alcanzar bienestar económico que sirve de guía para el que quiera salir de la ruina financiera. El mismo sufrió una pérdida financiera personal de un portafolio de bienes raíces de 4 millones de dólares. Después de esa pérdida, en medio de la bancarrota, decidió regresar a los principios básicos de las finanzas personales y así poner su vida en orden. En este libro enseña a la persona que esté más enredada en sus asuntos financieros, cómo poner sus asuntos en orden.

De la misma forma en la que Dave Ramsey tiene una fórmula para sacar a una familia de la ruina financiera, existen pasos que una persona puede tomar para salir de los enredos sociales, emocionales y espirituales en los que se mete. Pero el que desea alcanzar éxito en estas áreas de deficiencia, tiene que invertir esfuerzo y paciencia. Comienza con el área en la que más necesitas ayuda y esfuérzate en transformar tu vida por el bienestar de tu familia. Busca los recursos de la comunidad para atacar tu deficiencia, ya sea esta financiera, de salud, relaciones, trabajo, etc. No te des por vencida, se ha comprobado que las personas más exitosas tuvieron miles de fracasos en el camino, pero cada fracaso le trajo una victoria personal que pudieron aplicar a su problema hasta vencer.

La famosa cantante Nicole Scherzinger explicó mientras hablaba de su camino a la cima: “uno llora y grita y zapatea bien duro y dice, ‘¿sabes qué? Me doy por vencida, ¡ya no me importa un chifle!’ Y luego te vas a dormir y te levantas y es un nuevo día, y vuelves a tratar de nuevo”.

No te desesperes, ni te desanimes, ni pierdas la esperanza. Con esfuerzo, fe y esperanza podrás salir adelante y desenmarañar tu enredo.  En medio de problemas fuertes, examina tus opciones y encontrarás una salida; no te entregues a la desesperación.

La Disciplina Financiera y sus Hijos

¿Qué situaciones relacionadas al dinero se te presentan con tus hijos que te hacen sentir débil? Es durante estos momentos que nos damos por vencida y damos a los hijos todo lo que piden. Estos momentos nos llegan a todos por eso debemos aprender a esperarlos y a estar preparados para cuando lleguen.

Yo sé que mi hijo de doce años  quiere tener un teléfono, mayormente porque todos los chicos de su clase ya tienen uno. Pero yo también sé que él no lo tendrá hasta que cumpla 13 años. De vez en cuando yo le digo, “¡Solo te falta un año para tener tu propio teléfono! Me imagino que no puedes esperar.” Con estas palabras le estoy diciendo que él pronto tendrá lo que quiere, pero todavía no es el tiempo.

La forma en la que un niño ve el dinero tendrá un gran impacto en el resto de su vida ya que las decisiones sabias que tomamos financieramente son tan importantes como escoger con quién casarnos, y qué carrera vamos a emprender. Pero si tú no le enseñas, nadie lo hará.

Entre las cosas que debemos enseñarles está la fuerza interior, la paciencia y la disciplina financiera. La disciplina financiera se desarrolla con el tiempo, no de la noche a la mañana. Cada lección es el resultado de la consistencia y la responsabilidad. Estas lecciones deben comenzar desde que los niños son pequeños ya que solamente cuando somos fieles en lo poco podemos manejar mucho.

Existen tres métodos que podemos usar para enseñar este concepto tan importante. Primero, la comunicación, debemos usar palabras para comunicar el concepto. Segundo, con el ejemplo, viviendo lo que predicamos. Y tercero, la aplicación, dándoles la oportunidad de aplicar el concepto en sus propias vidas. Te animo a que uses estos tres métodos para que enseñes a tus hijos la importancia de la disciplina financiera.

blog_s6e14