Imagínate el desprecio que algunas personas pueden sentir cuando después de muchos años de haber sido abandonados en una relación, la persona que se fue vuelve en busca la reconciliación y el perdón. No es difícil ver cómo la persona que fue abandonada tiene el derecho de rehusar ser parte de la renovación de esta relación. El problema es que este desprecio puede mantenerte atascado en un patrón emocional muy tóxico.  Estos sentimientos del pasado con los que no has lidiado, inevitablemente, van a deformar tu carácter y a inmiscuirse sutilmente en tus demás relaciones, por lo que es necesario lidiar con ellos con gran ligereza.

Esto no significa que vas a abrir las puertas de tu casa y tu corazón al extraño que te hirió. Solo estamos sugiriendo que los escuches con el corazón y los perdones para que puedas moverte hacia adelante.

Para la persona que se fue: No existe valor en una relación si no se escucha con el corazón. Busca escuchar las opiniones y los sentimientos de la persona que has herido. Aguántate tus opiniones y busca, realmente, entender el dolor y la desesperación que la otra persona ha tenido que soportar. No trates de defender lo indefendible. Esto solo va a prender de nuevo el fuego de rencor que tan desesperadamente estás tratando de apagar. Preséntate a la vida de la persona cuya relación buscas restaurar con humildad y verdadero arrepentimiento y no esperes el reencuentro de las novelas. Si eres sincero demostrarás con el tiempo y la paciencia que tus intenciones son sinceras y que tu arrepentimiento es genuino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s