Crecí escuchando una canción que ahora hasta considero jocosa. La cantante Rocio Jurado se oía con una voz mal humorada enunciando las siguientes líricas: “Ese hombre que tú ves ahí, es un gran necio, un estúpido, engreído, egoísta, y caprichoso, un payaso vanidoso, inconsciente y presumido, falso, malo, rencoroso que no tiene corazón. Lleno de celos ni razones ni motivos, como el viento impetuoso, pocas veces cariñoso, inseguro de sí mismo, insoportable como amigo, insufrible como amor.”

¿Les parece que este hombre era un necio, un patán, un sin vergüenza?

Conozco varias personas que terminan con un corazón destrozado después de haberse enamorado de alguien que luego resultó ser un patán. ¿Te ha pasado? ¿Alguna vez le has entregado tu corazón a alguien que luego lo pisoteó y lo menosprecio haciéndote sentir ridícula y enojada como está claro se siente la artista que interpreta esta canción?

Nada puede evitar que terminemos con el corazón destrozado después de una relación tal pero si podemos tomar algunos pasos para evitar ser víctimas responsables de hombres jactanciosos como estos.

Lo primero es establecer límites claros y mantener los ojos bien abiertos cuando conocemos a alguien y deseamos comenzar una relación romántica. Es difícil separar el corazón de la cabeza cuando nos enamoramos pero el verdadero amor piensa. Antes de dar tu corazón y tu cuerpo, piensa. Recuerda que del corazón emana la vida por lo que debes guardarlo.

Reflexion_T5E50

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s