Cuando primero conocemos a alguien es imposible saber quién es en realidad por lo que naturalmente basamos nuestra primera impresión en su apariencia física.  Esta primera impresión con el tiempo y la variedad de contextos en las que nos encontramos va madurando gracias a la revelación personal que ocurre entre los dos.  Es por ello que una relación que se desarrolla de forma natural resulta ser mucho más fuerte que las que se desarrollan bajo la presión sexual con sus percepciones irrealistas manejadas por hormonas o por necesidades personales.

El Dr. Van Epp nos aconseja a “quitar el pie del acelerador” cuando estamos ante el prospecto de una relación romántica.  En vez de brincar de una relación a otra debemos levantar el estándar. Yo nunca he visto a una persona con estándar bajo en una relación saludable. A veces nos sentimos desesperados por entrar en una relación pero la desesperación no es una cualidad atractiva. Es mejor tomarse su tiempo que actuar con desesperación y terminar siendo explotado por el chico equivocado.

Reconoce que aunque tengas maripositas en el estómago todavía puedes usar tu cerebro y evaluar las cosas para no terminar en una relación abusiva o infeliz y para no terminar ignorada. Siempre busca darte el  respeto propio que te mereces, afianzándote siempre a tu dignidad.

Reflexion_T5E49

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s