Mi abuela pasaba la mayoría de su tiempo libre enseñando a mujeres jóvenes a coser para que tuvieran una fuente de salario segura o por lo menos para que pudieran proveer la necesidad básica de vestir a sus propias familias. “Dar de nuestro tiempo,” decía mi abuela, “nos conecta con los demás. La vida es mejor cuando nos conectamos con otros. La solitud es más fácil de valorar después que uno ha invertido su tiempo y energía en los demás.” Mi hermana estaría de acuerdo con mi abuela. Ella también invierte varias horas a la semana enseñando Ingles a inmigrantes y algunas veces llevándolos a aplicar a trabajos o encontrar servicios y asistencia. Ella dice que el que ofrece su tiempo de voluntario toca las vidas de personas que necesitan servicios críticos pero también provee la oportunidad de hacer amigos y hasta divertirte en el proceso.

No necesitas el consejo de mi abuela o de mi hermana para ofrecer tus servicios. Puedes únicamente escuchar a los expertos. Ellos dicen que ofrecer horas voluntarias es bueno para la mente y el cuerpo infundiéndolo con seguridad personal y minimizando la depresión. Ofrecer tu tiempo y energía aumenta tu nivel de felicidad hasta un 16% muestran los estudios hechos, comparados a personas que nunca ofrecen su tiempo. Yo vi esta felicidad aumentar en las vidas de mis propios hijos edades 7 y 10 en las vacaciones de la primavera cuando los lleve a Chicago para que ayudaran con la Conferencia que Lazos de Familia ofrece junto a la Feria de la Salud una vez al año para la comunidad. Los dos cargaron cajas, armaron banderas, pegaron carteles, arreglaron sillas, separaron los materiales de niños y trabajaron como hombres de la noche a la mañana. Si les preguntas si hubieran cambiado el trabajo por un viaje a Disney, después de todo estaban en sus vacaciones, te hubiesen dicho que no.

Nuestros hijos hacen lo que nosotros hacemos y se deleitan en dar de lo mucho que tienen al igual que cualquier adulto. Así que pon tu familia en función y comienza a mostrarles como un corazón compasivo es la forma más eficiente de cambiar el mundo.  Haz que tu devoción a la humanidad se convierta en un legado familiar. Comienza aunque tus motivaciones sean cuestionables que con el tiempo lo harás no porque eres bueno, pero porque has recibido tanta bondad que tu copa rebosa.

Reflexion_T5E48

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s