El estereotipo en nuestra sociedad es ver a un hombre resistiendo el matrimonio y a la mujer arrastrándolo al altar en contra de su voluntad.  Los hombres resisten mucho el matrimonio aunque ellos son los que más se benefician del mismo. La razón principal es porque este conlleva muchos cambios para ellos en relación a su comportamiento y su nivel de compromiso. El Instituto de Estudios Familiares público un artículo escrito por Scott Stanley en el cual el autor explica cómo tanto la mujer como el hombre se benefician del matrimonio pero el hombre recibe más beneficios aun. Los hombres casados no solo son más saludables y felices que sus amigos solteros, pero también ganan más dinero y viven mucho más años. El dato que considero más interesante es que los hombres cosechan estos beneficios aunque estén en matrimonios mediocres pero las mujeres solo si están en matrimonios saludables.

Con todo y esto los hombres tiemblan ante el prospecto del matrimonio. Según los resultados de varios estudios el aumento de responsabilidad y la posibilidad de pérdida financiera es la razón primordial. La otra razón es que los hombres piensan que una vez casados sus esposas van a tener el derecho de decirles lo que pueden o no pueden hacer. Una esposa por ejemplo diría, “esa es tu tercera cerveza, ya no debieras tomar más”. El esposo escucha el ruego de su esposa y se va a acostar sin tomarse otra cerveza, como resultado su periodo de vigencia se extiende.   Esto resulta ser algo positivo que los hombres solteros ven de forma negativa.

En el libro El Matrimonio en la Vida de los Hombres, el autor explica que una vez casados los hombres comienzan a verse como padres, proveedores, y protectores. Todo esto sugiere más responsabilidad y compromiso de su parte.  Un hombre solo desea asumir toda esta responsabilidad adicional si la mujer es “el amor de su vida” y “the one” sino es así entonces comienza a sentirse resentido.

Si una mujer desea casarse con un soltero que resiste, su mejor estrategia es no vivir en unión libre. La mujer que rehúsa mudarse con su novio tiene mejor posibilidad de extraer de él los votos matrimoniales  Esta última observación es personal y está basada solo en mi estudio informal de parejas que he visto en las que los hombre son los que desean correr al altar en vez de arrastrar los pies, mi esposo de 25 años incluido.

Reflexion_S5E17.png

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s