“Porque yo dije y punto” es una frase esencial en el vocabulario de un padre y una madre. Pues no es necesario que expliquemos a nuestros hijos todo lo que sucede y lo que puede suceder con lujo de detalles. Excepto cuando sí.

Cuando nuestros hijos son pequeños, es más posible que acepten esta frase si confían en nosotros.  Pero a medida que su sentido complejo de lógica y lingüística comienza a desarrollarse, ellos se sienten más calmados cuando les explicamos las razones de nuestros “nos”. Aunque ellos no tengan el mismo nivel de sabiduría, experiencia e información que tenemos nosotros los adultos sobre un tema o un problema, ellos sí tienen la habilidad que nosotros tenemos, de usar su lógica y examinar si algo tiene sentido o no.

Así que cuando digas a tus hijos “porque yo dije y punto”, asegúrate que no lo estés haciendo para suprimir su voz o porque estás convencido de que tienes una mejor voz que la de ellos porque se darán cuenta y perderán su confianza en ti.

“Porque yo dije y punto” sí tiene su valor, especialmente, cuando nuestros hijos son bien pequeños, pero a medida que comienzan a madurar y a crecer, re-emplaza tu frase favorita con conversación y comunicación abierta y verás la relación entre los dos florecer.

qgmg_reflections_season7_ep25

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s