El matrimonio es tan pertinente hoy como lo era hace tres mil años. Dos personas pueden mudarse juntas y hasta tener hijos juntos, pero el matrimonio convierte una relación romántica en un pacto sagrado.

Me gusta mucho la cita textual de Shakespeare en su obra Mucho Ruido y Pocas Nueces cuando Benedick, el soldado aristocrático bien jocoso le dice a Claudio: “Estás triste soldado: búscate a una esposa” y lo repite, “búscate a una esposa.” Es que esta cita resume las conclusiones de los investigadores sociales de que  la institución del matrimonio aumenta la salud, la felicidad y la seguridad financiera, tanto de los niños como de los adultos. Los que deciden casarse escogen un mejor comienzo y un mejor futuro para sus hijos y la mejor oportunidad para una felicidad duradera.

La pareja que decide no casarse está poniendo en riesgo a sus hijos a que se conviertan en uno de los 24 millones de niños en los Estados Unidos que están siendo criados sin el ejemplo y el papel que desarrolla un padre en el hogar. Los niños con padres presentes en el hogar y envuelto en sus vidas tienen mejor funcionamiento socio-emocional y académico.  Además, se ha comprobado que los niños nacidos de madres solteras muestran mayores niveles de comportamientos agresivos que los que se crían con papá y mamá.

Esto no quiere decir que ser soltero es una desventaja, pero para el que desea tener hijos y estabilidad romántica emocional, el matrimonio es el mejor camino.

qgmg_reflections_season7_ep19

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s