Una de las acciones más hirientes es cuando una suegra rechaza a su nuera o yerno por su estado económico y social o por su raza o hasta su religión. Esto crea una batalla continua que divide el matrimonio y lo debilita. Esta actitud hay que enfrentarla o las cosas nunca van a mejorar.

Un familiar muy querido acaba de cumplir 27 años de aniversario con el amor de su vida. La noticia inicial de su casamiento no fue recibida con globos y confeti. Los suegros la rechazaron desde que vieron que ella era una emigrante. Podemos culpar este tipo de comportamiento a una raíz profunda de prejuicio.  Lamentablemente, todos somos más prejuiciosos de lo que pensamos que somos. Es por eso que debemos tener cuidado de no pensar que somos mejores o superiores.

Para los que están luchando con asuntos entre suegros les damos las siguientes sugerencias:

  1. Establece límites en su relación desde el principio. Los límites ayudan a crear armonía entre las familias. Los límites son líneas imaginarias que mantienen tu propiedad separada de la de tu vecino o, en este caso, las decisiones concernientes a tu vida separada de la de tus padres o los padres de tu pareja. Pueden ser buenos vecinos, pero todo buen vecino tiene una buena verja. Las verjas te ayudarán a mantener tu cordura cuando quieran criticar tu sazón, la forma en la que crías a tus hijos o tu gusto en muebles.
  2. Segundo, es importante mantener la devoción entre ustedes dos como pareja. Tu opción máxima fue finalizada en el altar el día de tu boda. De la misma forma, tu familia debe saber que ya tomaste tu decisión y no vas a permitir que te pongan en una situación en la que tengas que escoger entre tu pareja y su familia o la tuya.
  3. Tercero, trata de conocer a tu nueva familia y de adaptarte de todo corazón a sus tradiciones y costumbres tanto como estas sean razonables. Muchas veces los problemas con los suegros suceden por falta de decoro. Si te apareces mal vestido a una función y te tomas demasiados cocteles, hablas duro y ofensivamente, criticas al anfitrión, estas invitando antagonismo y oposición. Pero si muestras gracia y buenos modales, dices por favor y gracias, y das seguimiento con una tarjeta o una breve llamada agradeciendo la visita, estás estableciendo los fundamentos para una relación muy cordial.

qgmg_reflections_season7_ep14

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s