Entre las conversaciones de esposos y esposas surgirán temas en los cuales los dos tienen opiniones opuestas y a veces controversiales. Estas opiniones las tenemos en los temas políticos, religiosos, sociales y mucho más. Mi esposo y yo debatimos por horas el asunto de los baños bisexuales cuando este tema surgió hace unos meses atrás. Cada uno de nosotros con una opinión diferente. Estos temas son interesantes y deben ser discutidos tanto como losque los dos entiendan que no existe ningún asunto externo que pueda meterse en medio de su relación para destruirla.

Aprendan a escucharse el uno al otro y debatir los asuntos de forma civilizada.  Escuchar aun con lo que no estás de acuerdo; con opiniones y pensamientos con los que disientes es un acto de madurez. Si puedes sentarte a escuchar tranquilamente a una persona cuyas opiniones y perspectivas difieren drásticamente de las tuyas sin tomar a pecho sus observaciones, entonces has alcanzado un nivel sofisticado de madurez y tu marca en el mundo nunca podrá ser borrada.  No tienes que estar de acuerdo con la otra persona, o cambiar tu parecer, pero puedes aprender a entenderla y permitir que te rete con su sabiduría, te extienda y te ayude a desarrollarte como persona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s