Yo me uno al testimonio de las muchas personas que han revelado que durante el tiempo de sus vidas en el cual no se cuidaban personalmente, tenían dificultad alcanzando sus metas. Además, cuando no nos cuidamos, arriesgamos el bienestar de las personas que están bajo nuestro cuidado. Pero el peor daño que surge a causa de no cuidarse es que se apaga nuestra luz interna.

Cuando nuestra luz interna se apaga entonces nos convertimos en sanguijuelas. Una sanguijuela es un gusano anélido de boca chupadora y con una ventosa en cada extremo con que se adhiere a otros animales para alimentarse de su sangre. Mi abuela nos decía muy a menudo, “pónganse a meditar para que no se conviertan en sanguijuelas”. No fue hasta que me hice adulta que le tome el significado al dicho. Pues lo que ella quería decirnos es que el que no se cuida interna y externamente, se hace un chupador de la energía de los demás.

Entre las cosas que amigos cercanos y familiares hacen para cuidarse están montar bicicleta y disfrutar el paisaje,  correr y caminar, leer libros, recibir masajes profesionales, meditar y escuchar música clásica. Para sanar las heridas internas muchas personas han descubierto que mantener un diario es muy útil. Esto los ayuda a dejar de ignorar los sentimientos negativos y traerlos a la superficie para comenzar el proceso de sanidad.

Aprende a cuidarte externa e internamente y podrás cuidar mejor a otros, alcanzar tus metas y mantener encendida tu luz interna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s