Todos hemos experimentado el sabotaje. Ya sea cuando tratamos de llevar una dieta o en el trabajo con un compañero envidioso o en el hogar cuando queremos terminar un proyecto. El sabotaje es la destrucción deliberada o la obstrucción a la operación normal de tu día a día. Hay personas que les gusta perturbar e interrumpir.

El sabotaje ocurre cuando:

  1. Uno no establece límites. Debemos aprender a establecer límites y a imponerlos todos los días. Pon un espacio entre tú y lo demás. Si crees que puedes tolerar falta de respeto o invasión de espacio, entonces tus límites son débiles, trabaja todos los días para fortalecerlos.
  2. Uno no se comunica claramente. La queja no es comunicación. Aprende a elaborar tus mensajes claramente y a emitirlos con confidencia. Es irrealista vivir una vida entera con miedo a comunicarse por no ofender.

Aunque la mayoría de los padres desean lo mejor para sus hijos, existen casos en que son ellos mismos los que sabotean sus metas y avances. De vez en cuando encontramos al padre narcisista o la madre melodramática que busca tener control supremo sobre sus hijos y no saben cómo dejar de interferir. Sus acciones destruyen todo  indicio de paz. Los hijos de padres como estos viven bajo un peso agobiante de ansiedad.

Es importante tener en cuenta en una familia el bienestar de todo el grupo nuclear , este debe tomar prioridad.  Columbo, en este caso, debe expresar a su madre que esta interferencia debe terminar. Él es quien debe tomar la iniciativa de poner límites a su madre para dedicarse por completo a su nueva familia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s